Mi Pensamiento Del Día - El Herrero



Cuentan que durante muchos años un herrero trabajó con ahínco practicó la caridad, pero, a pesar de toda su dedicación, nada perecía andar bien en su vida; muy por el contrario, sus problemas y sus deudas se acumulaban día a día.

Una tarde, un amigo que lo visitaba y que sentía compasión por su situación difícil, le comentó: “Realmente es muy extraño que justamente después de haber decidido volverte un hombre temeroso de Dios, tu vida haya comenzado a empeorar. No deseo debilitar tu fe, pero a pesar de tus creencias en el mundo espiritual, nada ha mejorado”.

El herrero no respondió enseguida, él ya había pensado en eso muchas veces, sin entender lo que acontecía con su vida; sin embargo, como no deseaba dejar al amigo sin respuesta, comenzó a hablar y terminó por encontrar la explicación que buscaba. Esto es lo que dijo el herrero:

“En este taller yo recibo el acero aún sin trabajar, y debo transformarlo en espadas. ¿Sabes tú cómo se hace esto? Primero caliento la chapa de acero a un calor infernal, hasta que se pone al rojo vivo, enseguida, sin ninguna piedad, tomo el martillo más pesado y le aplico varios golpes, hasta que la pieza adquiere la forma deseada, luego la sumerjo en un balde de agua fría, y el taller entero se llena con el ruido y el vapor, porque la pieza estalla y grita a causa del violento cambio de temperatura. Tengo que repetir este proceso hasta obtener la espada perfecta, una sola vez no es suficiente.”El Herrero

El herrero hizo una larga pausa y siguió: “A veces, el acero que llega a mis manos no logra soportar este tratamiento. El calor, los martillazos y el agua fría terminan por llenarlo de rajaduras. En ese momento me doy cuenta de que jamás se transformará en una buena hoja de espada, y entonces simplemente lo dejo en la montaña de fierro viejo que ves a la entrada de mi herrería”.

Hizo otra pausa más y el herrero terminó: “Sé que Dios me está colocando en el fuego de las aflicciones. Acepto los martillazos que la vida me da, y a veces me siento tan frío e insensible como el agua que hace sufrir al acero. Pero la única cosa que pienso es: Dios mío, no desistas, hasta que yo consiga tomar la forma que Tú esperas de mí. Inténtalo de la manera que te parezca mejor, por el tiempo que quieras, pero nunca me pongas en la montaña de fierro viejo de las almas”.

Dios no va desistir. Él ira transformándonos hasta perfeccionar la obra que comenzó en cada uno de nosotros.

“Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” Filipenses 1:6 

Él tiene un plan para nuestras vidas y sin duda alguna, es el mejor que pueda existir. Pidámosle a Dios, como lo hizo el herrero, que no desista hasta que tomemos la forma qué Él espera de nosotros.


Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑

Devocional de Hoy - Confiar en Jesús es como descanzar sobre una almohada



Se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba. Y él (Jesús) estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos? Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza. -Marcos 4:37-39

Una noche, Jesús y sus discípulos atravesaban el mar de Galilea. El comienzo de la travesía fue tranquilo. “Mientras navegaban, él (Jesús) se durmió” (Lucas 8:23). Cansado, el Señor se durmió en la barca, navegando sobre ese mar que había creado. ¡Escena conmovedora que refleja perfectamente su humanidad!

Pero de repente se levantó una tempestad. Las olas eran tan grandes que el agua empezaba a inundar la barca, y los discípulos estaban alarmados. ¿Qué hizo Jesús? ¿También se alarmó?

No... seguía durmiendo. El evangelio de Marcos añade este maravilloso detalle: “Y él (Jesús) estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal” (una almohada).

Esta frase evoca la confianza que siempre tenía en su Padre. La Palabra de Dios subraya, mediante estas escenas de la vida de nuestro Señor en la tierra, su perfecta humanidad unida a su divinidad todopoderosa.

Los discípulos lo despertaron y le reprocharon su sueño apacible en medio de semejante tormenta. “¿No tienes cuidado que perecemos?”, le dijeron.
Entonces Jesús se levantó, y con la autoridad del Dios creador, hizo callar el mar agitado para tranquilizar a sus discípulos.

Amigos creyentes, siguiendo el ejemplo de Jesús, aprendamos a confiar en Dios, y él nos dará tranquilidad en medio de nuestros miedos y tempestades. Y recuerda, que tener una confianza plena en Jesús es como de descanzar y conciliar un profundo sueño sobre una lamohada.

Bíblia en un año: Levítico 25:1-28 - Efesios 4:1-16 - Salmo 71:7-11 - Proverbios 17:11-12


Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑

La Oración De Hoy 15 de Junio 2016



LA ORACIÓN DE HOY, 15 DE JUNIO 2016

Aquel que es la Palabra se hizo hombre y vivió entre nosotros. Y hemos visto su gloria, la gloria que recibió del Padre, por ser su Hijo único, abundante en amor y verdad. Juan dio testimonio de él, diciendo: «Éste es aquel a quien yo me refería cuando dije que el que viene después de mí es más importante que yo, porque existía antes que yo.» De su abundancia todos hemos recibido un don en vez de otro. -John 1:14–16

Papito Dios, amado Señor nuestro,
ayudanos a calificar ante tus ojos para tener acceso al lugar Santisimo, y allí poder tener la capacidad de oir solo tu voz, tu palabra.. todo lo que tienes para decirnos. Ayúdanos a acudir de todo corazón a los pies de nuestro Salvador, queque El es el camino, es la verdad y es la vida que necesitamos, y porque solo por Él podremos llegar a ti amado padre celestial.

Escucha nuestra súplica y concede que tu rostro brille sobre sobre nosotros y aún tu resplandor alcance a todo el mundo. Manda pronto una nueva era de salvación para ese mundo que aún no te conoce y desfallece sin tí, fuera de tí, lejos tí.. Y seas tú Oh Dios, recibiendo toda la gloria!!

Muéstranos que lo que hemos aprendido de ti es la verdad, y que podemos vivir en esa verdad y así encontrar el camino al cielo, para gloria de tu nombre. Escúchanos, Oh Dios nuestro Señor.

A menudo parece que estás lejos, y nuestro corazón se entristece, pero tu Espíritu Santo nos vuelve en sí, haciendonos saber que aún en medio de tu silencio nuestras voces te alcanzan, y cautivan tu corazón, haciendo que escuches y prestes total atensión a nuestros ruegos que de día y noche hacemos a solas, en lo secreto contigo. Aunque tu silencio duela, tenemos la certeza por la fe en la verdad e tu palabra y la convición que nos da tu Santo Espíritu, que tu estas ahí con nosotros y que escuchas nuestras oraciones y que estas obrando a nuestro favor.

Ayudanos a ser luz para otros por medio de tu Espíritu Santo, que otros puedan verte al mirarnos y escucharnos. Ayudanos a ser un impacto positivo y transformador en cada vida a través de tu Palabra que es cortante como espada de doble filo. Ayudanos a ser una buena influencia en nuestra casa, familia, amigos, veinos y comunidad. Y que aquellos que han sido despertados por tu Espíritu Santo seas tu transformandolos en una buena influencia para otros también, y juntos nos convirtamos en trabajadores del reino para que juntos y unanimes alabemos y glorifiquemos al Señor Jesús, quien es Él único digno de recibir alabanzas!!

Manda tu Espíritu pronto, Oh Señor Dios, y revistenos con tu presencia. Manda el Consolador, quien nos dirige a toda luz y toda verdad. A ti nos encomendamos total y diariamente en nuestra vida cotidiana en medio de un mundo mundano. Queremos permanecer fieles a tí. Ayúdanos a ser tus hijos y recordar en cada momento que pertenecemos a ti, Seños Dios. No importa cuán oscuro se ponga el camino por el cual vamos, no importa cúan oscuro esté el camino aún en la tierra que habitamos, porque sabemos que tu estas con nosotros y nosotros seguimos tus pasos.

Tan solo te pedimos que aquellos que ya te conocen pero por alguna razón que tu muy bien conoces se han debilitado, te rogamos que le ayudes en medio de su situación, que no les dejes, que tu misericordia les alcance una vez más, que tu Espíritu Santo les visite aún en su condición y les abrace y puedan ellos sentir tu amor, tu perdón, y tu disponibilidad para transformarlos.
Que al ellos abrir tu palabra, tu les hables, y les refirmes que aún no has terminado con ellos, y les recuerde que ellos son tus hijos comprados a gran precio. Compunje su corazón y hasles volver rendido a tí.. Dispuestos a permanecer y nunca más alejarse ni apartarce de tu hermosa presencia.

Entonces Señor, todos juntos en medio del valle que cada uno atravieza nos fortaleceremos en ti adorandote y declarando tu palabra que es viva y eficaz en medio de cualquier desierto y soledad. Y entonces juntos recordaremos tu fidelidad, que somos tus hijos y que nos has prometido que pronto estaremos contigo en la eternidad.

Donde no habrá más llanto ni más dolor.. Gracias Señor, por esa gran promesa, por tu fidelidad, por hacernos tus hijos, por levantarnos, restaurarnos, rescatarnos aún cuando nos alejamos, por todo Señor y siempre estar ahí, hoy te damos gracias.. Ayudanos a tener siempre un corazón agradecido, que nuestra gratitud y obediencia sean un grato aroma para tí.

En el nombre de Jesús, Amén.


Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑

El Amor Que Vale - Su compasión nunca falla



ESCRITURA:
“Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad” (Lamentaciones 3:22-23).

TESORO BÍBLICO:
¿Sabe el significado de Lamentaciones 3:22-23? Significa que a Dios nunca se le acaba la compasión. ¿Alguna vez ha estado en las cataratas del Niágara? ¿Ha observado su turbulenta y torrencial fuerza?

Cuando el pastor Rogers las vio por primera vez pensó: “De seguro esa agua algún día se secará.” Pero no ha sucedido así. Amigo, más grande que las cataratas del Niágara es la compasión del Señor. Su compasión nunca falla, siempre estará ahí para usted. Nunca lo dude!!

En 1923, Tomás O. Chisholm escribió uno de los grandes himnos de todos los tiempos. Esta estrofa es un reflejo de esta verdad: “Oh Dios eterno, tu misericordia ni una sombra de duda tendrá, Tu compasión y bondad nunca fallan, y por los siglos el mismo serás.”

PUNTO DE ACCIÓN:
Alabe a Dios cantando el himno “Grande Es Tu Fidelidad”, y medite en esta gran verdad. Si en algún momento dudo de Su compación ante usted, es tiempo entonces de ambiar ese pensamiento, de comenzar nuevamente a creer en la verdad de Jesús y desacerte de las mentiras de satanás. Mientras le adoras con esta alabanza has memoria de todos los episodios en tu vida donde Dios ha mostrado compación contigo aún sin tu merecerlo. Entonces, si el ha sido fiel, bueno y compasivo contigo.. Porque dudas ahora? Recuerda que Dios es mas grande y poderoso que ese problema que hoy enfrentas, el no te dara cargas que no puedas soportar, y si Él lo permitio y te dará también la salida.
Solo no dudes, adorale y reconoce siempre en medio de todo su fidelidad y compación para contigo!



Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑

Meditacions Diarias - El poder de la oración colectiva



- 2 Crónicas 20.14-30

Cuando surgió la amenaza, lo primero que hizo Josafat fue dirigir su atención a Dios y proclamar un ayuno en toda Judá (2 Cr 20.3). De todas partes vino gente para apoyar a su rey en oración (2 Cr 20.13).

A veces, somos demasiado orgullosos para pedir a otros que oren por nosotros. Josafat era un rey, pero no tan autosuficiente como para no admitir que su ejército era insignificante frente a las tres fuerzas unidas contra él. Reconoció sus limitaciones y buscó la intervención divina. Aunque Josafat reinaba sobre sus súbditos, pidió que lo apoyaran en oración.

Una de las cosas más sabias que podemos hacer en medio de la dificultad es buscar la ayuda de alguien que sepa cómo hablar con Dios. El cuerpo de Cristo depende de la cooperación. Cuando el pueblo de Judá comenzó a orar, Dios le dio una solución por medio de un profeta fiel. Josafat fue humilde para escuchar y sabio para seguir las instrucciones (2 Cr 20.14-17). Como resultado, su pueblo se salvó. Los ejércitos que avanzaban se enfrentaron entre sí y se destruyeron unos a otros por completo. Sin disparar una flecha o sacar una espada, las fuerzas de Judá no sufrieron ni una sola baja. Gracias a que su humilde rey escuchó, el pueblo fue testigo de la extraordinaria victoria del Señor (2 Cr 20.22-30).

Tenemos que afinar nuestros oídos a la voz de Dios para escucharlo. A veces, Él habla a través de personas que no elegiríamos seguir, y a menudo dice cosas que no esperamos escuchar. Pero Él nos dará la solución a nuestros problemas, si estamos dispuestos a escucharlo.

Biblia en un año: Salmos 19-22


.Pastor C. Stanley.

Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑
Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ