Mi Pensamiento Del Día - El cuadro del pintor



Cierta historia cuenta que un hombre rico y de mal carácter insultó y maltrató cruelmente a una viuda. El hijo de ésta, de ocho años de edad, presenció la detestable escena y jamás pudo olvidarla.

Años más tarde el niño llegó a ser un artista famoso y pintó en vivos colores el episodio que retenía en su mente. El cuadro concluido, que era una hermosa pieza de arte, fue colocado en una galería de arte muy visitada por el público.

Un día acertó a pasar por allí el mismo autor del hecho, y ¡cuál no fue su asombro al verse a sí mismo pintado en aquella repugnante actitud! El cuadro era fidelísimo en todos sus detalles y, a pesar de haber pasado algunos años, su persona podía ser bien reconocida en la principal figura del mismo. Al contemplarla se puso muy pálido y empezó a temblar, ofreciendo cualquier cantidad de dinero para adquirir la pintura y destruirla.

Existe un pintor invisible que traza en colores indelebles los actos de cada vida humana con rasgos fidelísimos, y no habrá manera de hacer desaparecer los trazos estampados por la Divina mano en el cuadro de la eternidad.

Todos nuestros actos están siendo pintados en un cuadro que será expuesto en la eternidad y es decisión de cada uno de nosotros cómo quedará esa obra de arte.

¿Qué se verá el día en el que el lienzo de tu vida sea expuesto? ¿Será una pintura digna de la más hermosa e impresionante galería o desearás destruirla?

“Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad”. 2 Timoteo 2:15 (RVR1960)

Que el día que el cuadro de tu vida sea descubierto puedas mantener la cabeza en alto, sabiendo que diste todo de ti para llegar a ser un obrero aprobado.

Esfuérzate para que tu andar sobre la tierra sea digno de una obra de arte maestra en la que se pueda observar en cada uno de tus actos que es Dios quien dirige tu vida y que aún en los momentos más duros y oscuros se puedan ver reflejados el amor y la confianza que tienes en Él.



Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑

¡Más justicia!



Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús.
-Romanos 3:24

Ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe. -Filipenses 3:9

A esto aspiran todos los hombres de todas las épocas. El deseo de tener más justicia se halla por todas partes, desde los discursos políticos hasta las conversaciones cotidianas, pasando por las reivindicaciones sindicales. ¡Ese deseo está en el fondo de cada uno de nosotros! Sin embargo, esta justicia que todo el mundo busca, a menudo es subjetiva, y siempre limitada, pues depende de la mentalidad, las costumbres, las leyes que rigen las diferentes sociedades...

De hecho, antes de preocuparnos por la justicia entre los hombres, ¿hemos pensado en lo que es justo para Dios? ¿No será justo honrar a Aquel que da la vida, el aliento, la salud..., Aquel que está por encima de todo y de todos, y que nos da muchas cosas que quizá consideremos como normales? ¿Es normal vivir sin preocuparse por él?

Dios mismo estableció una justicia, pero no para solucionar los problemas entre los hombres, sino para definir los términos de una relación con él. Esta justicia fue establecida mientras se cometía la más grande injusticia de todos los tiempos: Jesucristo, el único hombre justo que jamás existió en la tierra, fue crucificado, “el justo por los injustos, para llevarnos a Dios” (1 Pedro 3:18).

Si creo en su sacrificio, si reconozco que al morir Jesús tomó el lugar que yo merecía, Dios mismo me declara justo, me perdona. Además, me convierto en su hijo y puedo llamarle “Padre”.

Bíblia en un año: Levítico 21 - Romanos 16 - Salmo 69:19-28 - Proverbios 17:3-4

.La Buena Semilla.


Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑

El Amor Que Vale - El sacrificio perfecto



ESCRITURA:
“Y Él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, Él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia” (Colosenses 1:18).

TESORO BÍBLICO:
Hay dos comienzos en la creación: el primero ocurrió cuando Dios creó los cielos y la tierra. Cuando Dios creó el primer comienzo, Él habló, y sin más esfuerzo, de sus dedos salió este vasto e inconmensurable universo. ¡Qué sencillo fue para Dios crear este universo!

El segundo comienzo es cuando su criatura, el hombre, se vuelve una nueva creación en Cristo (vea 2 Corintios 5:17). Cuando Dios nos reconcilió por medio de su Hijo, se requirió cada gota de su sangre. No había ninguna otra manera de ser salvo, aparte de la muerte de Jesús, el sacrificio perfecto. 

Ante tal sacrificio, estamos dando lo mejor de nosotros para Dios?

PUNTO DE ACCIÓN:
¿Qué significa que Dios tenga preeminencia en su vida? Si usted le preguntara a su vecino si Dios tiene preeminencia en su vida, ¿qué cree usted que diría? Más aún: ¿saben ellos que Él es el Señor de su vida? Si no lo saben, entonces.. ¿por qué no lo saben? ¿no lo reflejas?
Es tiempo de una auto evaluación!!

Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑

Sábados Poéticos - El Verdadero Amor



{Sábados Poéticos}
 EL VERDADERO AMOR 

Señor, ¡qué bueno es amarte! 
Oh, ¡qué bueno es serte fiel! 
¡Qué bueno es en todo tiempo 
una alabanza tener! 

Quiero alabarte, adorarte 
en espíritu y verdad 
y así poder compartir 
tu amor con la humanidad. 

Es necesario entregarse 
sin reservas, mi Señor 
para poder conocer 
ese verdadero Amor. 

Aquel que Tú nos mostraste 
en aquella cruenta cruz 
manifestándolo al mundo 
en tu Hijo amado: JESUS

Perfeccióname, Dios mío; 
perfeccióname en tu amor 
para guardar siempre puro 
y santo mi corazón. 

Ese amor que es sufrido, 
que en vez de recibir, da; 
no se goza en la injusticia, 
mas se goza en la verdad. 

Aquel que no tiene envidia, 
no sabe de vanidad, 
todo lo cree y soporta, 
que es y siempre será. 

Es el camino excelente, 
también es la Ley real, 
es mayor que la esperanza 
y que la fe: la Caridad. 

Ese es el amor, Dios mío, 
que quiero manifestar 
a este mundo que se pierde 
porque no sabe amar. 

Llena de amor a tu pueblo; 
se establezca la unidad; 
para que entonces podamos 
al mundo testificar 
que el REY DE REYES hoy reina 
y por siempe reinará.

..Autor: Zaida C. de Ramón..


Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑

La Oración De Hoy 11 de Junio 2016



LA ORACIÓN DE HOY, 11 DE JUNIO 2016

Pero tu amor, Señor, llega hasta el cielo; tu fidelidad alcanza al cielo azul. ¡Qué maravilloso es tu amor, oh Dios! ¡Bajo tus alas, los hombres buscan protección! -Salmos 36:5, 7

Dios nuestro Señor,
nos tornamos a ti en mente y corazón. Ven a nosotros y danos tu Espíritu. Permite que nos bendiga tu Palabra. Gracias que podemos recibir esta Palabra por medio de Cristo Jesús, nuestro Salvador.

Dios todopoderoso, extiende tu diestra poder sobre nosotros. Que tu Espíritu traiga una nueva era, era de verdad, rectitud y amor, una era de paz, paz que solo puede povenir de ti. Oh Señor Dios, nosotros somos tus hijos, tus niños, y como tus niños oramos a ti en el nombre de Cristo Jesús.

Tu nos escucharás, y anticipamos con alegría el momento cuando todas las promesas se cumplirán; tiempo predicado por los profetas y especialmente por tu Hijo, Jesucristo.
Permanece con nosotros y reúnenos en tu Espíritu.

En el nombre de Jesús, Amén.


Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑

Meditaciones Diarias - Aferrados a nuestra esperanza



- 1 Samuel 1.1-18

“Jehová no le había concedido tener hijos”. Lo cual por sí solo, era un gran motivo de desgracia para una mujer hebrea. Pero Ana sufría aún más por la burla de la otra esposa de su marido, quien había sido bendecida con hijos.

Aferrarnos a nuestra esperanza puede ser difícil cuando las circunstancias son amargas y no hay señales de progreso. Para los creyentes, esto puede ser todavía más desalentador, porque saben que Dios puede satisfacer sus esperanzas y remediar la situación, pero no lo ha hecho.

Ana era una mujer de gran fe, incluso en medio de su frustración y de su dolor. Año tras año seguía yendo a Silo para adorar al Señor. La perseverancia es una cualidad que Dios valora mucho en su pueblo. El aguante en las pruebas da un carácter piadoso y una esperanza que no avergüenza (Ro 5.3-5).

El dolor agudo muchas veces lleva al Señor. Ana había adorado fielmente a Dios en compañía de todo Israel, pero esta vez fue sola al tabernáculo para orar al Único que podía ayudarla. Con lágrimas amargas derramó su alma delante del Señor, puso su esperanza a sus pies y le ofreció el sacrificio de lo que ella más valoraba: un hijo.

Aquello a que nos aferramos solo podremos conservarlo si lo rendimos a Dios. Este principio bíblico se aplica a nuestras esperanzas y a nuestra vida misma (Lc 9.24). Aprenda del ejemplo de Ana, y derrame su corazón a Dios. Ponga sus esperanzas delante de Él, el Único que puede satisfacer sus deseos o cambiarlos para armonizarlos con su voluntad.

Biblia en un año: Salmos 1-7


Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑
Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ