El poder limpiador de Dios puede limpiar su alma hoy



ESCRITURA:
“En tus mandamientos meditaré; consideraré tus caminos” (Salmos 119:15).

TESORO BÍBLICO:
La palabra de Dios nos dice: “¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra” (Salmos 119:9). La palabra “camino” aquí tiene el significado de “surco”, como cuando el arado abre la tierra.

¿Alguna vez ha escuchado la expresión “mente de un solo surco o carril”?

El diablo siembra un pensamiento en nuestras mentes, y con el tiempo, se convierte en una creencia. Y antes de que nos demos cuenta, él ha capturado una fortaleza. Pero, ¡Gracias a Dios que hay una forma de liberarnos!

La Palabra de Dios nos limpiará (lea Juan 15:3 y Efesios 5:26), y nos purifica. Y cuando establecemos en nosotros su palabra, esta acciona a nuestro favor transformando nuestro entendimiento y derribando así toda fortaleza en nuestras vidas.

Esto es un proceso que a medida que nos alimentemos con la palabra, ésta irá obrando y tomando efecto en nosotros. Mientras más la escudriñamos y meditamos en ella, más fuertes en Dios seremos y menos vulnerables ante nuestro adversario estaremos!!

Cuando meditamos en la palabra de Dios es como si el Señor Jesús caminara por nuestra mente arrancando de raíz toda la basura mental que podamos tener. Limpiando y estableciendo lo nuevo con su palabra.. con la que nos irá dando forma.

¡Aleluya! El poder limpiador de Dios puede barrer y limpiar por completo su alma hoy. Y el viento fresco del Espíritu Santo soplará a través del templo de su cuerpo, haciéndolo limpio y puro.

PUNTO DE ACCIÓN:
Lea 2 Corintios 10:3-6. ¿Cuáles son las fortalezas que hay en su vida, y necesita que Dios le libere? Ore en Su nombre, Su autoridad y para Su gloria, que Él le libere hoy mismo.

.El Amor Que Vale.
Adaptación del Mensaje y Anexos por Vanessa Martinez.


Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑

Mi Pensamiento Del Día - El cielo



Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz. - Salmo 19:1-3

Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.
- Juan 3:13

En cualquier momento del día o de la noche, en que contemplemos un cielo sin nubes quedamos siempre fascinados. Porque simplemente, como creyentes percibimos la grandeza del Creador.

En la Biblia, la palabra “cielo” evoca la morada de Dios. Cristo vino del cielo para darnos a conocer a Dios. “A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer” (Juan 1:18).

Jesús subió al cielo después de haber resucitado de entre los muertos. “Y el Señor... fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios” (Marcos 16:19). Y allí lo vemos por la fe, coronado de gloria y de honor.

“Estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo” (Hechos 1:10-11).

Del cielo vendrá al encuentro de los suyos. “El Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1 Tesalonicenses 4:16-17).

Procura mantenerte bajo la voluntad perfecta de Dios, para que cuando Cristo venga te encuentre haciendo así.. y no te pierdas la oportunidad de disfrutar de ese cielo y tierra nueva que solo Jesús nos ofrece! Que cada vez que mires el cielo, recuerdes el glorioso porvenir que te espera si perseveras en Él.

Bíblia en un año: Levítico 19 - Romanos 15:1-13 - Salmo 69:1-8 - Proverbios 16:33

.La Buena Semilla.


Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑

Meditaciones Diarias - Sin ceder a la debilidad



- Jueces 13.24, 25

En el momento en que la salvación llega a tu vida, te conviertes en una creación totalmente nueva, apartada para los propósitos de Dios (2 Co 5.17). Él tiene un plan específico para la vida de cada creyente (Ef 2.10), y da a cada uno de sus hijos lo necesario para lograr ese plan (2 P 1.3).

Piense en la vida de Sansón. Cuando nació, Israel estaba bajo el dominio de los filisteos. En esa perversa cultura “cada uno hacía lo que bien le parecía” (Jue 21.25). Dios dispuso que Sansón fuera apartado para su servicio, y así comenzara “a salvar a Israel de mano de los filisteos” (Jue 13.5). Para prepararlo, el Señor le dio padres temerosos de Dios, buena crianza y fuerza humana extraordinaria. Fue grandemente bendecido a medida que maduraba, y se convirtió en juez de Israel, con la autoridad para llevar a cabo la voluntad de Dios.

Sansón estaba equipado con todo lo necesario para cumplir con el propósito del Señor. Pero tenía una gran debilidad: la lujuria —la cual finalmente lo llevó a su caída. Como resultado, terminó siendo un prisionero, y ya no estuvo en condiciones de cumplir con la responsabilidad dada por Dios.

El equipamiento de Dios incluye la capacidad de no ceder a nuestras debilidades. Pero debemos estar dispuestos a huir de la tentación y obedecer al Señor. Sansón tenía un enorme potencial para hacer lo correcto para Dios, y nosotros también. Pero eligió el pecado y sufrió las consecuencias.

¿Qué vas a elegir tu hoy: acudir a Dios en busca de ayuda o ceder a su debilidad?

Biblia en un año: Job 35-38

.C.Stanley.


Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑

La Oración De Hoy 9 de Junio 2016



LA ORACIÓN DE HOY, 9 DE JUNIO 2016

El Señor tu Dios está en medio de ti; ¡él es poderoso, y te salvará! El Señor estará contento de ti. Con su amor te dará nueva vida; en su alegría cantará. - Sofonías 3:17

Dios y Salvador nuestro,
tú eres nuestro Señor y Ayuda. Revélate una y otra vez en nuestro corazón como el Salvador que eres.. Fuerte y dispuesto ayudarnos siempre aun en nuestros momentos difíciles.

Recuerda que te añoramos, anhelamos tu presencia. Dirígelos hacia la protección del Dios todopoderoso. Incluso si sufrimos pena y angustia o si experimentamos dolor, temor, ansiedad, incluso si morimos.. se tu con nosotros porque para ti morimos.. Y solo tú Señor Jesús, eres nuestra ayuda y consuelo en cada momento!!

En todo lo que la vida nos trae, tú te revelarás como El que hace la voluntad de Dios y quien la lleva a cabo para nosotros aquí en la tierra. Por eso y mucho más te damos gracias, porque solo tú eres digno.

En el nombre de Jesús, Amén.

Meditaciones Diarias • Confía En Cristo
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑
Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ