Que nada nos detenga a hablar de Cristo

Devocional Vespertino © 2016 CNC

Que Dios estaba en Cristo reconciliando con sigo al mundo, no tomandoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.
- 2 Corintios 5:19

Dios desconoce el pecado, esto es algo que Él definitivamente no tolera ni soporta. Pero por amor a nosotros, y con respecto al pecado, es que llega Jesús en forma de hombre para toma por nosotros la responsabilidad de nuestros pecados; para que por medio de Él y de Su grangre, pudieramos volvier a Dios.

Por nuestros pecados molido Él fue.. Y murio por amor y por amor el velo se razgo, dandonos asi, total acceso al Padre, al trono de su gracia. Ahora nuestros pecados ya no son usados en contra de nosotros, ahora ya podemos tener una relación personal con Dios nuestro amado Señor.

Su muerte nos dió el acceso y su resurrección no dió la vida, una vida eterna. Esto a quienes le hemos reconocido y aceptado a Jesús como nuestro único Señor y Salvador.

Esto es una gran bendición la que Dios no ha regalado por medio de Jesucristo. Es algo que debemos apreciar y valorar siempre.

Ahora solo nos resta poner por obra su encomienda: La palabra de reconciliación.
- 2 Corintios 5:19

Debemos siempre compartir con otros, este hermoso mensaje de amor, gracia, misericordia y perdón. Porque hay vida y poder en el. Es un mensaje de transformación, restauración, paz, amor y esperanza eterna. Este mensajes posee cosas que el mundo esta anciosamente buscando en diferentes cosas, que al final no le llevaran a ninguna de ellas porque estas solo de Cristo provienen.
Jesús es la fuente!!

Nosotros que conocemos esta maravillosa verdad, y hemos probado de esa fuente de vida que es Jesús, no debemos quedarnos callados. Más bien debemos anunciar siempre esta gran verdad de vida.
Cuando entendemos esto, cuando comprendemos la importancia de este mensaje, entonces sabremos que nada nos debe detener a ser los atalayas de Cristo para este tiempo.

Sin importar que ni el lugar en que estemos, que nada nos detenga a hablar de Cristo.

Dios te bendiga y te capacite para hacerlo con su gracia,  poder y unción.. para la gloria de Dios.

¿Has encontrado una manera personal de compartir el mensjae de salvación con los demás?
Anímate y comparte tus ideas con nosotros, las mismas podrían ser de ayuda para otros!!



Meditaciones Diarias • Confía En Cisto
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑


Evitemos todo lo que nos pueda ser de tropiezo

Meditaciones Diarias CNC © 2016
“Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala, mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos e ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado.” -Marcos 9:43

Estas palabras pueden sonarnos muy duras y hasta asustarnos. Pero ellas están escritas en un sentido figurado.

El evangelio nos manda a cortar una de las manos, arrancar un ojo, sacar un pie… sin embargo el pecado que consigo realizar con la mano derecha, muy probablemente lo haré también con la izquierda. Por tanto, que hago entonces?

Ciertamente lo que tengo que hacer es evitar las ocasiones de pecado (robar, codiciar, beber, fumar, matar, mentir, etc..), renunciar todo aquello que me lleva a fallarle a Dios.

A esta renuncia es que de refiere la palabra de cortar, es decir, cortar de tu vida todo aquello que no te es de provecho espiritual.

Evitar muchas de esas cosas, sera doloroso, tanto como lo sería  cortar un miembro del cuerpo, literalmente hablando.

Evitemos todo lo que nos pueda ser de tropiezo. Alejemonos a metros, y pidamos a Dios su ayuda divina y cobertura, para evitar reincidir.

Esforzarse a agradar a Dios sobre todas las cosas,  nos beneficiará a nosotros mismos al final de todo,  porque dicho esfuerzo nos librará del fuego eterno.



Meditaciones Diarias • Confía En Cisto
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑


Bien valió la espera



En la multitud de tus caminos te cansaste, pero no dijiste: No hay remedio; hallaste nuevo vigor en tu mano, por tanto, no te desalentaste. Isaías 57.10

Ayer vimos que Abraham no esperó que Dios le diera un hijo, sino que tomó las cosas en sus manos. Su decisión de no esperar el tiempo y el método de Dios revelan varias cosas acerca de él.

Primero, fue impaciente. Segundo, dudó. Aunque creía que Dios le daría un hijo, al pasar el tiempo sintió que se le estaba yendo la oportunidad. Tercero, fue orgulloso. Abraham quería que las cosas se hicieran a su manera, y creyó que la de él era muy buena. Por último, fue egocéntrico. Al actuar sin la dirección del Señor, Abraham mostró que esperaba que la voluntad de Dios girara alrededor de él. En realidad, estaba saliéndose del plan del Padre celestial.

Cuando decidimos manipular las circunstancias o el tiempo de Dios, vemos estas mismas cosas en nosotros. Lo que debemos hacer es esperar en el Señor, quien tiene un plan y un método, que fluyen de su amor y su sabiduría. Dios sabe qué es lo mejor, y nuestra tarea es buscar su dirección y depender de Él.

A veces, sabemos lo que Dios va a hacer, pero no estamos seguros de que actuará. Otras veces, no estamos seguros del resultado. Sin embargo, podemos tener la confianza de que Dios nos ama y que Él es todopoderoso. Si entendemos de verdad quien es el Señor, podremos confiar en Él; y si lo hacemos, podremos esperar por su tiempo perfecto.

Dios hace una promesa, la fe la cree, la esperanza la aguarda. y la paciencia espera tranquilamente su cumplimiento. ¿Tiene usted suficiente confianza en el Señor para esperar con paciencia su tiempo y su voluntad?

Biblia en un año: 2 Crónicas 26-28


Meditaciones Diarias • Confía En Cisto
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑

Fijando la mente a los deseos del Espíritu

Devocional Matutino ©2016 CNC

Los que viven conforme a la naturaleza pecaminosa fijan la mente en los deseos de tal naturaleza; en cambio, los que viven conforme al Espíritu fijan la mente en los deseos del Espíritu. - Romanos 8:5

Nuestros pensamientos diariamente nos impactan muchísimo a nosotros mismos. Son nuestros pensamientos los que impactan nuestras palabras tanto como nuestras acciones.

Cuando nuestra mente está agobiada con ansiedad, desesperación y miedo, esta no va a funcionar bien porque simplemente no está bien; haciendo que muchas ocasionemos daño con nuestras palabras y por ende con nuestras acciones.

Sin embargo, si fijamos la mente en los deseos del Espíritu, podremos vivir entonces más tranquilos y relajados de lo que pueda dictar el veredicto de un mundo tan expres y explosivo como el de hoy.
Un mundo que trastorna fácilmente a quien no fija su mente en la palabra de Dios.

Si te encuentras dándole vueltas a tus pensamientos sin encontrar solución, entonces es tiempo de cambia tu enfoque.

¡No dejes que se dominen tu mente! Enfocate en la palabra, habla la palabra, declara la palabra, ora con la palabra, y espera por la palabra en Dios.

Mientras Dios obra, céntrate en cómo puedes mostrar amor y misericordia a los demás.. Porque una acción habla más que mil palabras  y una palabra suave en algunos momentos, es capaz de refresca corazones llenos de dolor.

Enfócate en cosas que complacen al Espíritu y déjale las tuyas a Dios. El como Dios perfecto es, se encargará de ellas perfectamente mient te usará como canal de bendición.



Devocional Matutino • Confía En Cisto
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑


Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ