No hay nada oculto



Había un hombre llamado Nabot, que era dueño de un viñedo ubicado en Jezreel al lado del palacio de Acab, rey de Samaria. Cierto día Acab le dijo a Nabot:

-Ya que tu viñedo está tan cerca de mi palacio, me gustaría comprarlo para usarlo como huerta. A cambio te daré un viñedo mejor, o bien, si prefieres, te pagaré con dinero.

Pero Nabot respondió: -El Señor me libre de entregar la herencia que me dejaron mis antepasados.

Acab regresó a su casa enojado y de mal humor. -¿Qué te pasa? -le preguntó su esposa Jezabel-. ¿Por qué estás tan disgustado que no quieres comer nada?

-Le pedí a Nabot que me vendiera su viñedo, incluso le ofrecí darle otro mejor, ¡pero no quiso! -le contestó Acab.

-¿Acaso no eres tú el rey de Israel? -preguntó Jezabel-. Levántate y come algo, no te preocupes por eso. ¡Yo te conseguiré el viñedo de Nabot!

Entonces ella escribió cartas en nombre del rey, las selló y las envió a los ancianos y a los demás líderes de la ciudad. En esas cartas daba la siguiente orden: “Convoquen a todos los ciudadanos a que se reúnan para hacer ayuno y oración y denle a Nabot un lugar de honor. Luego, sienten a dos testigos falsos frente a él para que lo acusen de maldecir a Dios y al rey. Después sáquenlo y mátenlo a pedradas”.

Se siguieron las instrucciones tal como Jezabel las había ordenado. Los dos falsos testigos acusaron a Nabot ante todos los presentes diciendo: “Este hombre maldijo a Dios y al rey”. Lo arrastraron hasta sacarlo de la ciudad y lo mataron a pedradas.

 En cuanto Jezabel oyó la noticia, le dijo a su esposo: “¿Recuerdas el viñedo que Nabot no quería venderte? Bueno, pues, ¡ahora es tuyo! ¡Él está muerto!”. Acab bajó de inmediato al viñedo para tomarlo.

Pero el Señor dijo a Elías: “Ve a encontrarte con el rey Acab de Israel, que gobierna en Samaria. Estará en Jezreel, en el viñedo de Nabot, adueñándose de él. Dale el siguiente mensaje: “Esto dice el Señor: ¿No te bastó con matar a Nabot? ¿También tienes que robarle? Por lo que has hecho, ¡los perros lamerán tu sangre en el mismo lugar donde lamieron la sangre de Nabot!”.

-Así que, enemigo mío, ¡me has encontrado! -le dijo Acab a Elías.

-Sí -contestó Elías-, te encontré porque te has vendido para hacer lo malo a los ojos del Señor. Por eso ahora Él dice: “Traeré calamidad sobre ti y te consumiré. ¡Destruiré a cada uno de tus descendientes varones, tanto esclavos como libres, en todo Israel! Voy a destruir a tu familia como lo hice con la familia de Jeroboam y con la familia de Baasa, ¡porque me hiciste enojar mucho e hiciste pecar a Israel!”.

En cuanto a Jezabel, el Señor dice: “Los perros comerán su cuerpo en la parcela de Jezreel”.

Nunca nadie se entregó tanto a hacer lo que es malo a los ojos del Señor como Acab, bajo la influencia de su esposa Jezabel.

Sin embargo, cuando Acab escuchó este mensaje, rasgó su ropa, se vistió de tela áspera e hizo ayuno. Hasta dormía vestido de tela áspera y andaba de luto.

Entonces Elías recibió otro mensaje del Señor: “¿Viste cómo Acab se ha humillado ante mí? Por haberse humillado, no haré lo que prometí mientras él viva, sino que traeré la desgracia sobre sus hijos. Destruiré su dinastía”. (1 Reyes 21: 1-29 NTV)

Porque todo lo que esté escondido se descubrirá, y todo lo que se mantenga en secreto llegará a conocerse. Lucas 8:17 (TLA)

No existe nada que podamos ocultar, Dios lo sabe todo, de manera que cada día debemos esforzarnos por vivir como a Él le agrada y cumplir sus mandamientos porque si bien Él es un Dios Misericordioso, también es un Dios Justo, no puede evitar las consecuencias de nuestras propias decisiones.

Si hay algo que aún no le confesaste a Dios, te animo a que este momento te pongas a cuentas con Él, no permitas que siga pasando el tiempo y que el enemigo continúe condenándote porque una vez que hagas la confesión de tu pecado, Dios te perdonará y nunca más lo recordará. La decisión la tienes tú, este día puedes ser libre de todo aquello que hasta hoy te ha impedido recibir todas las bendiciones que tu Padre Celestial quiere darte.

Empieza a ser más consciente de cada decisión que tomes porque las consecuencias no solo te afectarán a ti sino también a tus próximas generaciones.

Fuente: Radio Cristiana CVCLAVOZ



Meditaciones Diarias • Confía En Cisto
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑


Mi refugio




“Dios es nuestro refugio eterno; ¡confiemos siempre en El” Isaías 26:4 (TLA)

A Tífany le gustaba jugar a las escondidas con sus amigas de la escuela, ella siempre encontraba un buen lugar para ocultarse. Su destreza en este juego se debía a que lo practicaba mucho en casa porque tristemente buscaba el mejor lugar para huir de los pleitos que sus padres tenían a menudo.

Tanto probar sitios finalmente encontró uno donde casi no se oían los gritos de sus padres, desde entonces ese era su lugar favorito, lo llamaba “mi refugio”.

Al pasar los años toda su familia tenía que mudarse a otra ciudad y ella, ya hecha toda una señorita, se acercó nuevamente a su “refugio” pero para sacar una caja que tenía escondida ahí, donde se encontraba escrito el Salmo 62: 5-8 “Que todo mi ser espere en silencio delante de Dios, porque en él está mi esperanza. Sólo él es mi   roca y mi salvación, mi fortaleza donde no seré sacudido. Mi victoria y mi honor provienen solamente de Dios; él es mi refugio, una roca donde ningún enemigo puede alcanzarme. Oh pueblo mío, confía en Dios en todo momento; dile lo que hay en tu corazón, porque él es nuestro refugio.”  (NTV)

Ella no sólo se escondía sino que oraba a Dios y se aferraba a este Salmo, el cual trajo bien a su casa por la misericordia de Dios, pues sus padres habían tenido un tiempo de reconciliación y restauración.

Tífany, se refugió en Dios en medio de toda su angustia y no desistió hasta ver a su familia nuevamente llena de amor.

Sin duda, en el mundo existen vidas necesitadas de un refugio seguro, de consuelo, protección  y esperanza, buscando un lugar donde sentirse en paz.

A donde vayas y por encima de los que estés pasando puedes refugiarte en Dios al igual que Tífany, es el único lugar seguro en el que puedes tener un tiempo de paz y de  gozo.

Si lo crees! ..Deja en los comentarios un Amen!
Bendiciones!!!

Fuente: Radio Cristiana CVCLAVOZ



Meditaciones Diarias • Confía En Cisto
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑


Esperando el tiempo exacto


Hoy quiero compartirle una historia que lei en una pagina en la que estoy registrada (la voz..) y me parecio digna de compartir.. Fuera de lo que trata (futbol), lo que en si me llamo la tensión, fue el titulo; el cual se refleja con claridad a traves de esta breve historia..

Y me hizo recordad, que para Dios nada es imposible!
Esta es la historia de un futbolista, pero en tu historia y la mía, se que Dios siempre estará allí y juntos esperemos el tiempo exacto para alcanzar con su ayuda nuestras metas!

Como bien lo dijo quien escribio este post devocionario (Hector) en la voz..:
Sin duda, hay algo hermoso que Dios tiene preparado para los que esperan en Él, porque las bendiciones son más agradables cuando llegan en el momento exacto.

Mis amigos esto es lo que aprendí! 
...Y tu, que aprenderás al leer esta historia?

La historia comienza así...

Eclesiastés 3:1 “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.” RVR.

Javier, un niño que desde muy pequeño tuvo un solo sueño: convertirse en un futbolista de talla internacional.

Sus papás, al ver la tenacidad y el deseo que tenía su pequeño hijo, decidieron llevarlo a hacer algunas pruebas en un club de futbol, pero no a cualquiera sino a uno de los más importantes de su país, el cual no aceptaba nadie que no tuviera talento. Después de algunas semanas, su nombre apareció en la lista de admitidos.

Poco a poco Javier fue formándose de manera profesional, llegando a destacar sobre el resto de sus compañeros, pero no fue sino hasta mediados del año 2005 que se le presentó la oportunidad de acudir a un certamen internacional para representar a su país.

Aunque puso todo su esfuerzo y empeño para que lo eligieran, su nombre nunca apareció en la nómina de convocados.

Siendo aún adolecente, Javier se sintió frustrado y triste, por haberse empeñado tanto en algo en lo que creía que era bueno, pero que parecía que los demás no lo notaban.

Todos los días veía como ese grupo de compañeros clasificaba de ronda, y aunque trataba de sentirse feliz por ellos, había algo en el corazón que le provocaba tristeza por no haber sido elegido.

Ese equipo llegó a ganarse un lugar en la gran final y  para ese momento muchas personas decidieron viajar para apoyarlo, entre ellos los abuelitos de Javier, quienes tuvieron que convencerlo para que los acompañara. Estando presente en el estadio veía como sus amigos no sólo jugaron un buen partido, sino que terminaron dándole el triunfo por primera vez a su país en una competencia de esa clase.

Las lágrimas rodaron por sus ojos y un nudo de impotencia en la garganta se formaba al pensar que él podría haber sido parte de ese equipo. Su abuela volteó a verlo y sólo pudo abrazarlo para darle consuelo y, mientras le limpiaba las lágrimas de frustración, le dijo: “Hijo, no llores, este no era tu tiempo… los tiempos de Dios son otros y son perfectos… Él te tiene algo muy hermoso”

Tras ese momento duro en su vida, continuó con su carrera. A los 17 años hizo su debut jugando para el equipo profesional junto a personas que tenían entre 21 y 34 años. Con ese reto anotó algunos goles pero, sin duda, su rendimiento había decaído y aunque ponía mucho esfuerzo nada le salía bien, parecía que todos le habían dado la espalda y poco a poco algunos compañeros se iban contratados por otros equipos más grandes.

Pasaron algunos años más sin que las cosas mejoraran y en determinado momento, pensó en dejarlo todo. Pero, al recordar las palabras que le había dicho su abuela algunos años atrás, cobró ánimo y se levantó, decidido a poner todo el esfuerzo de lo que hacía en las manos de Dios.

Poco a poco comenzó a recuperar su condición, pero nunca imaginó qué ojos estaban atentos a lo que hacía. En el verano del año 2010, un equipo de la ciudad de Manchester en Inglaterra, decidió contratarlo para que forme parte de sus filas. Javier “Chicharito” Hernández, estaba cumpliendo su sueño y en el 2011, fue nombrado el mejor jugador del año para la liga inglesa.

Sin duda, hay algo hermoso que Dios tiene preparado para los que esperan en Él, porque las bendiciones son más agradables cuando llegan en el momento exacto.

Eclesiastés 3:11 “Él, en el momento preciso, todo lo hizo hermoso…” Versión DHH

Fuente: Radio Cristiana CVCLAVOZ.


Meditaciones Diarias • Confía En Cisto
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑


Una respuesta diferente


Tal vez hemos escuchado muchas veces acerca de las grandes historias en la Biblia que relatan cómo Dios hizo milagros grandes, sanidades y cosas sobrenaturales en varias personas y de maneras  distintas, en ninguna obró de la misma forma, cada historia tiene un milagro hecho de modo distinto.

Incluso en estos tiempos tal vez supiste o fuiste testigo de cómo Dios suplió distintas  necesidades usando medios sorprendentes para hacer su milagro y responder cada oración.

Pero hoy tu fe está menguando a causa de las tormentas que estás atravesando, recuerdas como Dios respondió a las oraciones de otros, pero a las tuyas aún no y esos momentos son los que el enemigo aprovecha para poner en tu mente que Dios se olvidó de ti o que está molesto contigo y no te ayudará.

El amor de Dios es tan grande que a pesar de que nosotros pecamos, nos alejamos y dudamos de Él, nuestro Padre nos ama y tiene un plan único para ayudarnos a cada uno.

Dios actúa en maneras y tiempos distintos, cada uno de nosotros tenemos diferentes problemas, formas de ver la vida y, así también, Dios tiene un camino exclusivo para su hijos.

Estás a punto de rendirte porque aún no ves  respuesta a tus oraciones, continúas sin empleo, enfermo, con sentimientos de soledad y sumergido en la depresión esperando que llegue de una vez tu respuesta y mientras tanto sólo te comparas con otras personas.

Hoy te quiero decir que Dios no aseguró que siempre lo sentiríamos, pero sí que jamás nos abandonaría. No nos prometió actuar en el momento que le pidamos si no que nos dijo que sus tiempos son perfectos.

Quiero animarte a no desfallecer sólo porque no estás experimentando de la misma forma que otras personas lo que Dios hace. Él tiene miles de maneras de obrar y tiempos perfectos para responder, cuando menos lo imagines ese anhelo que tienes en el corazón tendrá una respuesta.” Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa.” Hebreos 6:15

¡¡No desmayes!! Pronto serás tú quien dé un nuevo testimonio de cómo Dios actúa y hace milagros.

”En ti confiarán los que conocen tu nombre, Por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron.” Salmos 9:10

Fuente: Radio Cristiana CVCLAVOZ



Meditaciones Diarias • Confía En Cisto
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑


El verdadero amor


Hace unas semanas, en un pequeño descuido, mi pequeña se cayó y se hizo una herida  en el rostro. Al ver a mi hija llena de sangre me asusté muchísimo y me dolió verla llorar sufriendo  las consecuencias de su caída, me sentía tan impotente por  no poder quitarle ese dolor y deseé con todo mi corazón ponerme en su lugar para que ya no siguiera sufriendo.

De la misma forma, Dios que es nuestro Padre, al ver que el pecado nos estaba destruyendo envió a su único hijo para que se pusiera en nuestro lugar  y  de esa forma, nos hizo libres de  las consecuencias de nuestro  pecado.

“Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros”. Isaías 53: 4-6 (RVR 1960)

Todos  necesitamos de Jesús porque Él nos ama, desea tener una relación personal y darnos una vida llena de gozo y de propósito.

Jesús es tu amigo, tu hermano y aun conociendo lo peor de tu vida te ama. ¿Por qué? Porque no te ve cómo eres, te ve como serás después de que Él haya terminado su obra en tu vida.

La única forma de acercarte a Él es aceptándolo como tu único y suficiente Salvador, Él cambiará tu vida y ya no tendrás que sufrir las consecuencias de tu pecado.

Todos de alguna manera y en algún momento dado dejaremos este mundo, pero la única forma de llegar hasta Dios es a través de Jesucristo pues Él es el puente para acercarnos a Dios.

 “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”. Juan 14:6 (RVR 1960)

Ya no lo pienses más y entrégate a Jesucristo..

Fuente: Radio Cristiana CVCLAVOZ



Meditaciones Diarias • Confía En Cisto
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑


Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ