Una prueba útil


Cuando estamos en medio de tribulaciones nos llegamos a preguntar ¿Por qué  Dios permite que pasemos por tiempos difíciles? A veces creemos que si estamos siguiendo al Señor, Él debe protegernos de los problemas. Pero Jesús nunca prometió a sus discípulos una vida fácil y cómoda. Por el contrario, les dijo que esperaran tribulaciones “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo“  Juan 16:33 (RV-1960)

Debemos tomar en cuenta que Dios utiliza las dificultades para lograr algo bueno en nuestras vidas, pero el experimentar estos beneficios dependerá de nuestra respuesta y reacción ante ellas.

Dios nos dio medios, instrumentos y armas para luchar, consideremos las pruebas como una oportunidad para gozarnos y para dejar que la paciencia produzca su fruto, para que entonces ese sufrimiento sea provechoso para ahora y, más aún, en la eternidad.

Tienes todo para poder salir adelante en medio de tu situación, Dios no te hará faltar nada “Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.” Santiago 1:4 (RV-1960)

¿No sabes qué hacer? Si te falta sabiduría para enfrentar las pruebas, el Señor te invita a pedírsela  y a esperar recibirla por fe.” Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.“Santiago 1:5

La corona de la vida aguarda a quienes perseveran bajo la prueba y son aprobados. Dios quiere hacer grandes cosas en ti y así será si se lo permites. Pero Él no te presionará para que le des lugar, hoy te invito a hacer a Dios participe de tus luchas y deja de pelear solo, Cristo está de tu lado.

La decisión es tuya. ¿Permitirás que Dios utilice la adversidad para transformarte?


Fuente: Radio Cristiana CVCLAVOZ



Meditaciones Diarias • Confía En Cisto
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑


{Perseguidos} ..Dios siempre tiene una mejor visión de nuestra vida..


Hace un tiempo atrás, escuché acerca de una historia que había sido publicada en un diario americano.  El reportaje  era sobre una mujer que estaba conduciendo, volviendo a su hogar, cuando se dio cuenta de que un gran camión la seguía. Pensando que lo tenía demasiado cerca aceleró pero el camión también lo hizo y quedaron en una especie de  carrera por un buen tramo.

La mujer, asustada, salió de la carretera y se detuvo en el carril lateral pero vio con asombro que el camión  frenaba detrás de ella y, aterrada, se dirigió a una próxima gasolinera y saltó del auto gritando.

El conductor del camión salió  de su vehículo  y abrió la puerta trasera del coche de la mujer. Allí, agachado, detrás del asiento, se encontraba un malhechor culpable de hurtos y violaciones, que estaba siendo buscado por la policía.

El conductor del camión, desde una posición más alta que la del coche que tenía delante, lo había visto entrar y se lanzó a perseguir el coche de la mujer, no para hacerle daño, sino para protegerla, lo que se hizo inmediatamente llamando a más policías.

Dios siempre está atento a nuestras vidas y, si bien podemos estar seguros de que su protección nunca nos abandona, existen circunstancias en las que nos sentimos perseguidos como esta mujer y empezamos a huir con todas nuestras fuerzas, sin percatarnos del peligro  que nos acecha.

El Salmo 91 nos da una serie de promesas para los que en Él confían y viven bajo el amparo de Dios:

“Los que viven al amparo del Altísimo encontrarán descanso a la sombra del Todopoderoso. Declaro lo siguiente acerca del Señor: Sólo él es mi refugio, mi lugar seguro; él es mi Dios y en él confío. Te rescatará de toda trampa y te protegerá de enfermedades mortales.
Con sus plumas te cubrirá y con sus alas te dará refugio. Sus fieles promesas son tu armadura y tu protección. No tengas miedo de los terrores de la noche  ni de la flecha que se lanza en el día. No temas a la enfermedad que acecha en la oscuridad,  ni a la catástrofe que estalla al mediodía. Aunque caigan mil a tu lado, aunque mueran diez mil a tu alrededor,  esos males no te tocarán. Simplemente abre tus ojos  y mira cómo los perversos reciben su merecido. Si haces al Señor tu refugio y al Altísimo tu resguardo, ningún mal te conquistará; ninguna plaga se acercará a tu hogar. Pues él ordenará a sus ángeles que te protejan por donde vayas. Te sostendrán con sus manos  para que ni siquiera te lastimes el pie con una piedra.  Pisotearás leones y cobras; ¡aplastarás feroces leones y serpientes bajo tus pies!

El Señor dice: «Rescataré a los que me aman; protegeré a los que confían en mi nombre. Cuando me llamen, yo les responderé; estaré con ellos en medio de las dificultades. Los rescataré y los honraré. Los recompensaré con una larga vida y les daré mi salvación»” (NTV)

Dios siempre tiene una mejor visión de nuestra vida que no se basa sólo en el momento, sino que conoce el pasado, el presente y futuro de cada uno de nosotros, por lo que, aunque no entendamos lo que sucede, podemos vivir confiados.

Mantente atento, que todo el tiempo tu mente y corazón estén dispuestos a escuchar  lo que Dios tiene que decirte; podría estar usando desde tu conciencia hasta las circunstancias que no entiendes para salvarte de peligros que desconoces.

Fuente: Radio Cristiana CVCLAVOZ



Meditaciones Diarias • Confía En Cisto
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑


Un verdadero cristiano se mide por los frutos del espíritu..



El pastor Jeremías Steepek (foto) se disfrazó de mendigo y fue a la iglesia de 10 mil miembros donde iba a ser presentado como pastor principal por la mañana.

Estando una vez allí, caminó alrededor de la iglesia por 30 minutos en cuanto ella se llenaba de personas para el culto. Solamente 3 de cada 7 de las 10.000 personas decían "hola" para el mendigo. Para algunas personas, Él les pidió monedas para comprar comida. Nadie en la Iglesia le dio algo. Entró en el templo e intentó sentarse en la parte de adelante, pero los diáconos le pidieron que se sentase en la parte de atrás de templo. Él saludaba a las personas que le devolvían miradas sucias y de desprecio al mirarlo de la cabeza a los pies.

En cuanto estaba sentado en la parte de atrás del templo, escuchó los anuncios del culto y luego en seguida el liderazgo subió al altar y anunciaron que se sentían emocionados en presentar al nuevo pastor de la congregación: "Nos gustaría de presentarles a ustedes al Pastor Jeremías Steepek".
Las personas miraron alrededor aplaudiendo con alegría y ansiedad. Fue cuando el hombre sin hogar, el mendigo que se sentaba en los últimos bancos, se colocó en pie y comenzó a caminar por el corredor.
Los aplausos pararon. Y todos lo observaban. Él se aproximó al altar y agarró el micrófono.
Se contuvo por un momento y dijo:
“Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? 
Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis."

Después de haber leído el texto de Mateo 25:34-40, miró a la congregación y les contó todo lo que había pasado aquella mañana. Muchos comenzaron a llorar, muchas cabezas se inclinaron por la vergüenza.

El pastor dijo entonces:
"Hoy veo una reunión de personas, y no a la Iglesia de Jesucristo.
El mundo tiene suficientes personas, pero no hay suficientes discípulos. 
¿Cuándo ustedes se convertirán en discípulos?".
Luego después, encerró el culto y se despidió: " ¡hasta la semana que viene"!

Ser cristiano es más que algo que usted defiende. Es algo que se vive y comparte con otras personas. El verdadero cristiano se mide por los frutos del espíritu, no por solo palabras.

Fuente: fb



Meditaciones Diarias • Confía En Cisto
Copyright ©2016 ๑ Vanessa Martinez ๑


Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ