Felicidad... Donde esta?

Acerca-de-la-Felicidad


"Dediqué mi corazón a conocer la sabiduría, y también a entender las locuras y los desvaríos; conocí que aun esto era aflicción de espíritu". 
Eclesiastés 1:17  

¡Felicidad, felicidad!… ¿Alguien puede decirme dónde está?

Es la pregunta de muchos que buscándola recorren mil y un caminos. Ese fue el intento de Salomón que describió las frustraciones vividas, al procurar hallarla. Pero lo interesante es que hoy, luego de miles de años, el hombre busca en las mismas fuentes. Donde este sabio rey comprobó que no estaba. Sabiduría: Que profundicemos en el conocimiento y seamos filósofos, científicos, historiadores eruditos no proporciona felicidad.

No significa que adquirir conocimiento sea equivocado e innecesario, pero debemos reconocer que el mucho saber no satisface las necesidades espirituales. Riquezas: Salomón vivió rodeado de ellas. No hubo otro que le igualara; sin embargo, con el correr de los años concluyó que eso sólo era vanidad. Hoy, sigue siendo lo mismo. Las riquezas no compran ni aseguran la felicidad. Placer: Nadie como este rey disfrutó de los placeres.
Fiestas, mujeres, lujos; lo que deseó lo tuvo, mas concluyó su vida reconociendo que ‘eso es aflicción de espíritu’. Si estás en esa búsqueda, si hallar felicidad es tu anhelo, permíteme revelarte el secreto y el lugar donde la halló Salomón:

“Teme a Dios y guarda sus mandamientos, porque esto es el todo del hombre” 
(Eclesiastés 12:13).

Fuente: alospiesdelmaestro


El es Real y esta ahi a tu lado

535178_363524673684438_100000807240957_921293_2040370836_n


“Entonces Jesús, compadecido, les tocó los ojos, y enseguida recibieron la vista; y le siguieron”. 
San Mateo 20:34

 ¿Pensaste alguna vez que Jesús nos mira con compasión? Cuántas veces, en medio de la lucha cotidiana, en el afán de progresar y lograr una posición desahogada para nuestra familia, en el deseo de criar los hijos para que lleguen a ser hombres y mujeres de bien, felices, con un buen porvenir, tropezamos con obstáculos.
En muchos casos, cuando pensamos todo con esmero y nos hemos hecho un plan, de repente el “castillo” se desmorona y vemos los sueños hechos mil pedazos a nuestros pies. Cuando la vida nos golpea con un fracaso económico, una enfermedad larga, incurable o costosa, cuando se divide el matrimonio o el hogar se deshace, en esos momentos nos sentimos solos, olvidados, rechazados, inútiles.

Es justo allí cuando Jesús está más cerca que nunca de nosotros; es entonces cuando Su compasión fluye hacia nuestro ser y Su mano se extiende para acariciarnos. El toque de Su mano herida transforma en miel la amargura, en gozo la tristeza, en tibieza el frío de la soledad, en armonía el desastre que nos rodea.

Recibí ahora mismo el toque del Señor. El es real y está allí a tu lado, mirándonos con compasión y amor.

Fuente:alospiesdelmaestro



Solo El y nada mas que El

bigstock_power_of_5994661


“En ti confiarán los que conocen tu nombre, por cuanto tú, oh Señor, no desamparaste a los que te buscaron”.
Salmos 9:10

 La Palabra del Señor nos enseña que Dios tiene distintos nombres que se relacionan con lo que El puede hacer a nuestro favor. Tal vez usted sea una persona que amó a Dios desde pequeño pero sólo lo conocía como Salvador, como el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo, y no como su Sanador. Por tal motivo, no había experimentado milagros ni sanidades, pero al entrar en una nueva dimensión de fe, conoció otro de los nombres de Dios: el Sanador, y recibió un toque en su cuerpo o pidió por alguien y fue sanado. ¡Bendito conocimiento que le trajo liberación!

En las Escrituras leemos que El es nuestro Abogado, Amigo, Amor, Buen Pastor, Consejero, Admirable. También Jesús es Bueno, el Cordero Inmolado, el Cristo, poder de Dios, el Espíritu de Vida, la Estrella de la Mañana, Fiel, Verdadero, Fortaleza para el pobre y el necesitado. Es el Don Inefable, el Don de Dios, el que lo llena todo, el que vive, el que vendrá, Emanuel o sea, Dios con nosotros.

Mientras seguimos leyendo descubrimos que Dios es Compasivo, Paz, Juez de todo, Fuerte, Dios de vivos y de muertos y de toda la tierra. Todos esos nombres están a nuestra disposición porque nosotros somos hijos del Altísimo, hijos del Rey de reyes, del Señor de señores, y podemos gozar de los beneficios que brotan de Su Poderoso Nombre.

Por eso, hoy al orar incluya en sus oraciones los nombres del Señor que se relacionan con su necesidad creyendo que Aquel que todo lo llena en todo, está de su lado dispuesto a darle lo que está necesitando.

Fuente: alospiesdelmaestro


Con Dios todo es Posible

Invierno_Maravilloso-


“Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”.  
I Juan 2:17

Cuántas veces oímos la frase “El Señor está de nuestro lado”, cuando en realidad lo que deberíamos hacer es tratar de estar nosotros del lado del Señor. Frecuentemente tenemos el hábito de tomar decisiones y emprender cosas, adelantándonos al Señor y luego esperamos que El esté de nuestro lado para apoyarnos.

Muchos se preguntan: 
¿Cómo puedo conocer la voluntad de Dios? Cómo puedo saber si estoy del lado del Señor? 

Como primera medida, debemos pedir que Dios nos guíe antes de tomar una decisión o de emprender algo. Una vez que hemos encomendado a El nuestro camino, pidiendo Su dirección, podemos seguir adelante y descubriremos que el cumplir la voluntad del Padre siempre causa una sensación de paz interior.
Podremos encontrar conflictos externos, pero en la voluntad de Dios encontraremos paz y sabremos que así estamos obedeciendo al Señor.

Determínate a vivir “del lado de Jesús” y descubrirás a un Dios maravilloso.

Fuente: alospiesdelmaestro


Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ