Sufrimiento por los pecados

La Verdad Para Hoy

Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne.
Romanos 8:3

Cuando como creyentes sufrimos la persecución, la crítica o incluso la muerte, somos pecadores que sufren debido a los pecados de los demás. Nuestro dolor puede ser resultado de los pecados de odio, enojo, envidia o asesinato.

Cristo también sufrió por los pecados, pero como el inmaculado. Primera Pedro 2:22 dice que Él "no hizo pecado". Nunca pensó, dijo ni hizo nada malo. Más bien, todo lo que pensó, dijo e hizo fue perfectamente santo. Los pecados de los demás lo pusieron en la cruz: de quienes se burlaron de Él y de quienes lo clavaron en la cruz. Él murió por los pecados del mundo entero.

El versículo de hoy dice que Jesús murió "a causa del pecado". Él sufrió como ofrenda por el pecado porque "la paga del pecado es muerte" (Ro. 6:23). Así como en el Antiguo 

Testamento Dios exigía un sacrificio de animal para simbolizar la necesidad de nuestra expiación por el pecado, el Nuevo Testamento presenta a Cristo como el sacrificio que no solo proporcionó un símbolo, sino también la realidad de nuestra expiación eterna por el pecado. 

Fuente: Gracia a Vosotros



El Camino Bíblico


Uploaded Picture




En la lectura de hoy:
Adonías, el hijo de David, se subleva; la deserción de Joab y de Abiatar; el rey David encarga a Salomón a ser obediente a la Palabra de Dios
Mientras que nos envejecemos, todos queremos ser útiles; pero los años y la falta de fuerza disminuyen nuestras opciones, así como:«Cuando el rey David era viejo y avanzado en días» (I de Reyes 1:1). Tal y como todos, el querido rey ya estaba debilitado. Pero su discernimiento espiritual había crecido a ser mucho más fuerte. El estar alertos a las cosas espirituales sólo se mantiene por la continua entrada de la Palabra de Dios y al mismo tiempo compartirla con otros.

Las últimas palabras de David a Salomón expresan el deseo de su corazón para su hijo: «Yo sigo el camino de todos en la tierra; esfuérzate, y sé hombre (párate firme contra las presiones y el compromiso). Guarda los preceptos de Jehová tu Dios . . . » (2:2-4). El compromiso para nosotros hoy en día puede incluir el estar involucrados en organizaciones mundanas que nos roban el tiempo que podemos invertir en metas centralizadas en Cristo en nuestra iglesia local o con otros ministerios. Estas metas pueden incluir la influencia que tenemos sobre nuestros amigos, nuestro vecindario, nuestros asociados negociantes, y otras personas, y así le damos prioridad a los valores eternos. No leemos que David le dijo a Salomón nada sobre obtener grandes riquezas o cómo engrandecer su reino. Al contrario, él puso más énfasis en la verdad, en el valor eterno de vivir en obediencia al Único y Verdadero Rey de Israel.

Probablemente, Salomón tenía unos 20 años cuando llegó a ser rey de Israel. Dios había mandado que el rey de Israel no haría « . . . volver al pueblo a Egipto con el fin de aumentar caballos; porque Jehová os ha dicho: No volváis nunca por este camino» (Deuteronomio 17:16). Pero, tristemente, Salomón ignoró la Palabra de Dios en sus primeros años como rey, y se ocupó en acumular 40.000 caballos para sí mismo (I de Reyes 4:26).

Dios también les había mandado a los reyes a conocer la Palabra de Dios íntimamente: « . . . entonces escribirá para sí en un libro una copia de esta Ley, del original que está al cuidado de los sacerdotes levitas; y lo tendrá consigo, y leerá en él todos los días de su vida, para que aprenda a temer a Jehová su Dios, para guardar todas las Palabras de esta Ley y estos estatutos, para ponerlos por obra . . . » (Deuteronomio 17:18-20). La división y la consiguiente destrucción del reino de Israel se pueden atribuir a los pecados de Salomón. Él faltó en«guardar todas las Palabras . . . para ponerlos por obra»(17:19). 
Todos tenemos que vivir « . . . no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas» (II de Corintios 4:18).

Pensamiento para hoy: Vosotros sois muy preciosos para el Señor.

Lectura opcional: Hechos 22

Versículo de la semana para aprender de memoria:Juan 11:26




Pensamiento Bíblico




ESCRITURA:
Apocalipsis 19:1b: “¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro.”


TESORO BÍBLICO:
El pastor Rogers comentó que él nunca llevó acabo una boda en la cual la novia no estuviese hermosa.
Sin embargo, ninguna novia se puede comparar en belleza con la que contemplaremos cuando Jesús regrese a reclamarnos: la Esposa de Cristo. Verá, cuando usted entregó su vida al Señor, usted fuedesposado con CristoDesposar es una palabra más fuerte que estar comprometido. Estar comprometido es una promesa que se casará con alguien. Mas estardesposado es una promesa que usted ya le pertenece a esa persona a pesar que el matrimonio aún no se ha consumado. Todo hijo de Dios ya le pertenece a Él.

Cuando somos desposados con Cristo, Él nos da algo mucho mejor que un anillo de compromiso. Él nos da al Espíritu Santo.


PUNTO DE ACCIÓN:
Por favor lea Apocalipsis 19 y luego pase unos minutos alabando al Señor.




Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ