Varias Gráficas : ...Dios te creó con un propósito!

Las Rocas Grandes Primero

Uploaded Picture




El Tonto Sabio




Imagina que siempre eres la persona más inteligente en el salón . . . 
Cuando Dios prometió darle al rey Salomón lo que él quisiera, éste pidió sabiduría (2 Crónicas 1:12). Complacido con su buen sentido común, Dios le dio mucho más.

Y el viejo Salomón prosperó. Pero años después, algunos lo considerarían un «tonto sabio.» A pesar de todas sus ventajas de sabiduría, riqueza, tesoros, y honra, él hizo algunas elecciones realmente malas.

Uno de los más grandes problemas de Salomón era su obsesión con las mujeres. ¡Vaya si el hombre era un coleccionistal Tenía 700 esposas y 300 concubinas. (¡Tan sólo imagina el tamaño de sus reuniones familiares!)

Qué receta para el desastre la que éste hombre se había preparado para sí. En 1 Reyes 11:4-6 leemos que las mujeres, las cuales adoraban a ídolos, descarriaron a Salomón. «cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres desviaron su corazón tras otros dioses, y su corazón no estuvo dedicado por entero al SEÑOR su Dios . . . siguió a Astoret, diosa de los sidonios, y a Milcom, ídolo abominable de los amonitas. Salomón hizo lo malo a los ojos del SEÑOR

Una vez, este gran rey había dicho humildemente, «Y la casa que voy a edificar será grande; porque nuestro Dios es grande, más que todos los dioses. Pero ¿quién será capaz de edificarle una casa?» (2 Crónicas 2:5-6). Pero su deseo por el placer lo engatusó y se hundió en una espiral descendente (Eclesiastés 2:10-11).

La situación comprometedora de Salomón con el pecado le trajo infelicidad y el desagrado de Dios. Cuando anciano, el quebrantado gobernante escribió, «Mejor es un joven pobre y sabio, que un rey viejo y necio, que ya no sabe recibir consejos» (Eclesiastés 4:13).

¿Has estado transigiendo con el pecado? 
Luego, en humildad, tómate a pecho estas palabras que Dios le dio a Salomón: 
«Y se humilla mi pueblo sobre el cual es invocado mi nombre, y oran, buscan mi rostro y se vuelven de sus malos caminos, entonces  yo oiré desde los cielos, perdonaré su pecado y sanaré su tierra»  
(2 Crónicas 7:14). 

Por Cindy Hess
Fuente: A los pies de Jesus



Siento que me dejó el tren



SIENTO QUE ME DEJÓ EL TREN

¿Algunas vez has escuchado esa frase o se la has dicho a alguien?
Es común escucharla en personas que “se creen” que están ya mayores y que según ellos ya se les está pasando el tiempo de que alguien especial llegue a sus vidas. Pero ¿Será que el tren los está dejando?, ¿Será que se quedarán a forrar Biblias por toda su vida?, ó ¿Habrá alguna oportunidad más para estas personas?

Las últimas semanas he tenido contacto con varias personas que creen que su tiempo se les está pasando, que el tren del amor los está dejando y que todavía no encuentran a su Adán del cual anhelan ser la ayuda idónea. Lo curioso de la mayoría de casos es que ¡Ya se creen viejos!, personas que pasan de los veintiséis años, personas que pasan de los treinta y algunos otros que pasan de los cuarenta y que todavía no han encontrado a la persona que llenará sus expectativas.

Y es que el hecho de ver a tus amigos de tu generación ya casados, con hijos y con una familia estable te hace pensar que el tren te está dejando o que simplemente tú no naciste para esto. ¡Qué error más grande! Creer que no naciste para esto, cuando Dios mismo dijo: “No es bueno que el hombre este solo”.

Tú no estás viejo para el amor, para el amor jamás se está viejo, ni para que Dios conteste. En la Biblia vemos hombres que ya eran de avanzada edad pero que no quedaron solos, el tren no los dejó, un ejemplo claro de esto es Booz aquel hombre que era recto delante de Dios, abuelo de Isaí padre de David. (Rut 4:18 al 22).

Booz era un hombre mayor que por ser pariente cercano del difunto esposo de Rut tenía la oportunidad de redimir a Ruth para restaurar el nombre del difunto. La Biblia no menciona que este hombre estuviese casado, pero sí que era un hombre mayor que no se consideraba joven, pues al ver el interés de Rut porque él la redimiera, Booz dijo: “Y él dijo: Bendita seas tú de Jehová, hija mía; has hecho mejor tu postrera bondad que la primera, no yendo en busca de los jóvenes, sean pobres o ricos”. (Rut 3:10).

Y es que Booz estaba alabando la decisión de Rut de preferirlo aun con una edad en donde él no se consideraba joven, en lugar de ir y buscar alguien que realmente fuera más joven que él.

Este es un ejemplo de que la edad no tiene nada que ver en el hecho de que en su tiempo Dios enviará a una persona que te escogerá, no por lo muy bonito(a) que seas, ni por la edad que tengas, ni por los bienes que poseas, sino porque Dios la enviará a tu vida para que te ame tal y como eres y para que viva contigo el resto de tu vida.

Por Maria Flores
Fuente: A los pies de Jesus



Querido hijo...




Querido hijo….El día que me veas mayor y ya no sea igual que antes: Ten paciencia. Cuando comiendo me ensucie; cuando me cueste vestirme: Ten paciencia. Recuerda las horas que pasé enseñándotelo.
Si repito las mismas cosas, mil y una veces, no me interrumpas y escúchame. Cuando eras pequeño te expliqué mil y una veces el mismo cuento para dormirte.

No te molestes cuando me cueste bañarme. Recuerda las mil y una excusas que tenías cuando eras niño para no hacerlo.
Cuando en algún momento pierda el hilo de mi conversación, dame tiempo. Seguramente lo más importante no era lo que te decía sino estar contigo y que me escucharas.

Si alguna vez no quiero comer, no me fuerces. Conozco bien cuando lo necesito y cuando no.
Cuando mis piernas estén cansadas y no me dejen caminar, dame tu mano amiga. Como yo lo hice cuando tú dabas los primeros pasos.

Y cuando llegue a decirte que ya es hora de irme de esta vida, no te enfades. Algún día entenderás que esto no tiene nada que ver contigo, ni con tu amor ni con el mío. Simplemente que ya entregué todo lo que la vida esperaba de mí.
Algún día descubrirás que pese a mis errores siempre quise lo mejor para ti y que intenté preparar el camino que tú debías seguir.

No te sientas triste o enfadado o impotente por verme de esta manera. Simplemente acompáñame e intenta comprenderme como yo lo hice cuando tú empezaste a vivir. Ahora te toca acompañarme en mi difícil caminar. Ayúdame a terminar este camino con amor y paciencia. Yo te pagaré con mi sonrisa y con el inmenso amor que siempre te he tenido.



Amiga Dios te bendiga

Grafica ~ Felicidades Mama

Uploaded Picture



Feliz dia de las Madres ~ Poemas



El día de la madre es una ocasión sin dudas muy especial, y un buen regalo es un poema. 
El 10 de mayo será para algunos países, y el próximo 14 será para otros tantos latinoamericanos. Las madres argentinas deberán esperar hasta octubre y las peruanas unas semanas más.

Aquí algunos poemas para un dia tan especial!


Sólo el amor de una madre

Sólo el amor de una Madre apoyará,
cuando todo el mundo deja de hacerlo.
Sólo el amor de una Madre confiará,
cuando nadie otro cree.

Sólo el amor de una Madre perdonará,
cuando ninguno otro entenderá.
Sólo el amor de una Madre honrará,
no importa en qué pruebas haz estado.
Sólo el amor de una Madre resistirá,
por cualquier tiempo de prueba.

No hay ningún otro amor terrenal,
más grande que el de una Madre.



Madre

Tu mirada de amor
descubre lo que otros no quieren ver.
Tu nobleza
te hace apreciar lo que los demás desprecian.
Tu amor desinteresado
te hace defender a los pequeños
que otros atacan o menosprecian.
Tu presencia
despierta confianza, amor a la vida
y esperanza en un futuro mejor.



Mamá

Quiero agradecerte
que estés en mi vida.
Sé que puedo contar contigo
en momentos difíciles,
sé que contigo puedo
compartir mis alegrías,
y sé que nuestra amistad
se sustenta en mutuo amor.

Que seas mi MAMA y mi AMIGA
es el más preciado tesoro,
que agradeceré a DIOS eternamente.
Gracias por llenar mi vida
con tanta felicidad.
Te Amo Mamá!



A mi madre

Te fuiste de mi lado.
En silencio fue tu partida.
Mi corazón se ha desangrado
por tan súbita despedida.
Tu espíritu luchador
a la vida se aferraba.
Más Dios, desesperado,
a su lado te llamaba.

Descansas en silencio, 
Aguardando que se cumpla la cita
de reunirnos en la eternidad.
Sin embargo, me parece tan lejos…
Quisiera ahora poderte abrazar.

Te busco, te llamo. No te encuentro.
Dime… ¿Cómo me he de consolar?
Tu amor incalculable
mis faltas por alto pasó.
Porque el querer de una madre,
ese, no tiene comparación.

Sé que en el cielo habitas.
Al lado de Dios has de estar.
Aguardaré paciente el día
en que nos volvamos a encontrar.
Entonces será para siempre.
Nada ni nadie nos podrá separar.

No temeré cuando llegue mi momento
pues Cristo y su presencia me confortará.
Me esforzaré por ganar el cielo
para que nos volvamos a encontrar.
Mientras tanto, 
Señor Jesús guía mis pasos,
Ilumina mi senda, enséñame el camino.
Que tu presencia me rodee siempre
hasta que se cumpla mi destino,
y el rostro de mi madre pueda volver a contemplar.

(Poema encontrado por la Web, y este último dedicado a mi Mama!)




Reto del Dia de las Madres

Estas son algunas de las graficas que algunas de las hermanas hicimos en este reto!
Si te gustaria participar con nosotras, solo dejanos un comentario!
Es gratis y Facil! .. Aprenderás mucho!
Dios te bendiga!






Pasos pequeños hacia un gran destino


Encuentro con Jesús

Lucas 5.1-11

Las sencillas peticiones de Dios son a menudo trampolines para recibir sus bendiciones. Aunque podemos verlas como triviales, el Señor las ve como algo muy importante. El apóstol Pedro es un maravilloso ejemplo de un hombre que dio pasos pequeños hacia un gran destino.

Cuando Jesús le pidió a Pedro que lo llevara mar adentro en su barca, el pescador podría haber dicho que no. Después de todo, había trabajado toda la noche y probablemente estaba agotado. Pero al dar este pequeño paso, Pedro recibió un asiento de primera fila para escuchar al maestro más grande del mundo y comenzar una aventura que transformó su vida.

Aunque la primera petición de Jesús fue de lo más común, la siguiente sería todo un reto para lo que Pedro consideraba lógico. Dirigirse a aguas profundas al mediodía para atrapar peces era absurdo para este avezado pescador. A veces, Dios nos pide que hagamos lo que parece poco razonable. Pero recuerde que el Señor no está obligado a actuar dentro del ámbito de lo normal o lo lógico. Si Pedro se hubiera negado a acceder a esta insólita petición, no habría visto algo tan grande en su vida —y no me refiero a los peces. Este milagro abrió los ojos de Pedro para que viera a su Mesías. Cuando salió de esa barca, los peces no significaban nada para Pedro, porque Jesús se había convertido en su todo.

El Señor no está esperando que hagamos algo grande e impresionante para Él; simplemente nos llama a obedecerle dando un paso a la vez. No pierda la gran aventura que Dios tiene para usted. Aun cuando sus caminos parecen poco razonables, obedézcale, y verá claramente su destino. 

Fuente: EncuentroConJesus


Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ