Principio de vida: Libremos nuestras batallas de rodillas



OjO
Debes poner en pausa la música del blog para que puedas escuchar las palabras del
Dr. Stanley, pues el mismo comienza en automaticamente porque esta en autoplay.
Esto es solo al hacer CLICK en el boton Leer mas... 
para ver y escuchar el mensaje completo!


Libremos nuestras batallas de rodillas y siempre obtendremos la victoria.
Hay pruebas en la vida que reconocemos de inmediato como muy grandes y muy difíciles de enfrentar por nosotros mismos. Están más allá de nuestros recursos y de nuestro ámbito de influencia, amenazando con consumir las cosas que son más importantes para nosotros. El Padre celestial permite estas luchas para sacudir nuestra confianza y enseñarnos que “no es [nuestra] la guerra, sino de Dios” (2 Cr 20.15). Él sabe que es solo cuando vemos su carácter fiel y su dirección en nuestros mayores retos, que aprendemos a confiar en Él en todos los aspectos de nuestra vida.

¿Está usted enfrentando un conflicto que parece llevar todas las de perder? ¿Está con el corazón destrozado por las acusaciones de alguien, o aplastado por el peso de sus cargas? Su estrategia de combate debe comenzar y terminar de rodillas, y percatarse de que Dios está en control de su situación. Él se encargará de todo, si usted se humilla y le obedece. Pero no debe dejar que sus sentimientos y los detalles de sus problemas le desenfoquen. Por el contrario, enfóquese en Él y en lo que es capaz de enseñarle. Entréguese por completo al Señor, y deposite en Él sus luchas, porque sin duda descubrirá que el Señor es fiel para llevarle a la victoria.


Aplicación

Lea Salmo 20 y 91, y vea cómo otros confiaron en Dios y alcanzaron la victoria en Él. 

Pónganse de rodillas ante el Señor y manifieste su confianza en la capacidad que Él tiene para manejar la batalla que usted está enfrentando. Después, exprese su agradecimiento por su ayuda y su dirección.


Ejemplos de vida

1. Eliseo: El profeta Eliseo supo lo que era la maravillosa protección de Dios como resultado de la oración. ¿Qué milagros podría querer Dios hacer por medio de sus oraciones?


Eliseo: Rodeado por un cerco de ángeles

Dios puede hacer mucho más delo que imaginamos por medio de la oración.

El profeta Eliseo experimentó la protección milagrosa de Dios como resultado de la oración. El rey de Siria procuró matar al profeta, quien informaba al ejército israelita de todos sus movimientos. Cuando el rey sirio descubrió a Eliseo en Dotán, envió un ejército enorme a rodear la ciudad.

Muy temprano a la mañana siguiente, Eliseo vio que el ejército se alistaba para el ataque. Su criado se asustó y Eliseo pidió a Dios que le abriera los ojos. De inmediato, el joven levantó la mirada para ver el monte que los rodeaba. En ese momento se dio cuenta que estaba lleno de caballos y carros de fuego alrededor. Era un cerco de ángeles que rodeó al profeta con poderosos guerreros de Dios.

Tan pronto avanzó el ejército sirio, Eliseo oró: «Te ruego que hieras con ceguera a esta gente 2 R 6:18). Eliseo procedió entonces a guiar el ejército ciego hasta Samaria antes que el Señor les abriera los ojos, otra vez a petición de Eliseo. La distancia entre la derrota y la victoria se mide entre nuestras rodillas y el suelo, pues nuestro mejor recurso es postramos ante Dios en oración.

¿Qué milagros podría hacer Él por usted mediante la oración?



2. Ana: ¿Habría nacido Samuel si Ana no le hubiera pedido a Dios que le diera un hijo?


Ana: La importancia de pedir con fe

Ana es un ejemplo bíblico excelente de cómo se pide con fe. Estaba casada con un hombre llamado Elcana, al igual que otra mujer. Con el correr de los años, Penina la segunda esposa de Elcana le dio varios hijos e hijas, mientras Ana siguió estéril. Ana anhelaba tener un hijo propio.

Por fin, en la festividad anual, Ana se fue a la entrada del tabernáculo y lloró con ruegos al Señor y una tristeza profunda, pidiendo un hijo y haciendo voto de entregárselo al Señor (1 S 1.10, 11). El Señor oyó la petición de Ana y la contestó. Nueve meses después ella tuvo un hijo llamado Samuel, quien llegó a convertirse en el profeta y juez de todo Israel.

¿Habría nacido Samuel si Ana no le hubiera pedido a Dios que le diera un hijo? La Biblia parece indicarnos que no. Samuel llegó al mundo en respuesta directa a la petición sincera y emotiva de Ana.

Fuente: EnContacto.Org



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

❥ Un corazón agradecido siempre sabe decir gracias
❥ Y la forma más fácil de decirlo es a través de tus comentarios..
❥ Al hacerlo, se cordial y respetuoso..
❥ Se de bendición a los demás...
❥ Deja siempre la URL de tu blog para que podamos visitarte..
❥ Copia el código de texto para que agregues emoticones a tu comentario
❥ Para agregar un enlace activo en los comentarios VER COMO AQUÍ
❥ Para insertar una imagen solo utiliza [img]URL de la imagen[/img]
❥ Para insertar un video solo utiliza [video]URL del video[/video]
❥ Para cambiar color de texto utiliza [color="red"]Aquí tu texto[/color]
❥ Para crear marquesina se utiliza [ma]Aquí tu texto[/ma]
❥ Por favor NO COPY, y si tomas algo recuerda darnos créditos!!
❥ Por último, dile NO al Spam...
❥ Bendiciones!

✿ TUS COMENTARIOS ALIMENTAN MI BLOG Y SON CARICIAS DE DIOS A MI ALMA ✿
≧◔◡◔≦ (っ◔◡◔)っ ♥ ❤ ❥ ✿ ☂ ღ ツ ☼ ✿◕ ‿ ◕✿ ❀◕ ‿ ◕❀ ❁◕ ‿ ◕❁ (◡‿◡✿) (っ◕‿◕)っ (►.◄) ╍●‿●╍ (•_•) (◐.̃◐) ..^.^.. ʕ•ᴥ•ʔ εїз Ƹ̴Ӂ̴Ʒ .^◡^. (≧◡≦) ✿❀❁ ° ♥ ❤ ❥ ❣ ღ ♂ ♀ ✔♚ ♛ ✝ ✉ ۵ ϟ

Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ