Sacrificios que agradan a Dios




Introducción.

Podemos decir de manera sencilla que un sacrificio es la totalidad de todo aquello que se ofrece a Dios. Sin embargo debemos considerar que la adoración ofrecida a Dios hecha por el hombre siguiendo doctrinas humanas es vana Mateo 15:8,9, pues demuestran los que tal así ofrecen que aman más sus innovaciones que lo que Dios realmente quiere. Pero si guardamos en nuestro corazón los mandamientos de Dios, y ofrecemos sacrificios conforme a su palabra, entonces nuestra adoración será una adoración aceptable, porque estaremos ofreciendo a Dios una adoración no solamente hecha conforme sus mandamientos, sino que también hecha de tal manera que a él le agrada, consideremos Levíticos 22:29 “Y cuando ofreciereis sacrificio de acción de gracias a Jehová, lo sacrificaréis de manera que sea aceptable”. Al adorador bajo la ley de Moisés, no solamente se le indicó lo que debía ofrecer (Lev. 7:12-15) sino que también se le indicó que su ofrenda debía ser hecha de “manera que sea aceptable”. La verdadera adoración que se ofrece a Dios debe hacerse en Espíritu y en Verdad (Juan 4:23,24).

A Dios, pues, le interesa no solamente lo que hacemos, también le interesa la manera de como estamos haciéndolo. Mantengamos esto siempre en nuestra mente.

En este estudio queremos resaltar los sacrificios que a Dios le agradaría que nosotros le ofrezcamos de manera tal que sean aceptables a él.

1.- SACRIFICIOS DE ACCIÓN DE GRACIAS.

A.- Colosense 4:2; “Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias;..”

B.- Salmo 100:4. “Entrad por sus puertas con acción de gracias, Por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid su nombre.”

a)      Acciones de gracias, Dios quiere de nosotros hechos o acciones que demuestren nuestra gratitud por todas las bendiciones que en Cristo recibimos (Efesios 1:3).

D.- 1 Tesalonicenses 5:18. “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”.

a)      Debemos dar gracias a Dios en TODO. La razón que tenemos para hacerlo es porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

b)      Debemos dar gracias a Dios en todo, no solamente en aquellos buenos momentos o solamente cuando nos va bien en todas las cosas, sino que en todo, no está diciendo que todas las cosas sean buenas y que si algo malo nos ha acontecido debemos decir “gracias Señor por esto malo que me está aconteciendo”. Mas bien el cristiano da gracias a Dios en cualquiera que sea su situación porque tiene su confianza puesta en Dios y está completamente seguro que Él es quien providencialmente le hará salir victorioso de todas su pruebas y tribulaciones (Considere Romanos 8:35-39), y por eso podemos decir con gratitud “Gracias te damos, oh Dios, gracias te damos, Pues cercano está tu nombre; Los hombres cuentan tus maravillas.” (Salmo 75:1).

2- SACRIFICIOS DE JUSTICIA, MISERICORDIA Y HUMILLACIÓN.

A.- Miquea 6:6-8, “6¿Con qué me presentaré ante Jehová, y adoraré al Dios Altísimo? ¿Me presentaré ante él con holocaustos, con becerros de un año? 7¿Se agradará Jehová de millares de carneros, o de diez mil arroyos de aceite? ¿Daré mi primogénito por mi rebelión, el fruto de mis entrañas por el pecado de mi alma? 8Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.”

a)      Ningún sacrificio por bueno y abundante que sea será acepto por Dios de un pecador no arrepentido, pues la manera de vivir de los que quieren constantemente estar en comunión con un Dios Santo como pueblo suyo, deben llevar una vida que refleje en ellos el carácter santo de Dios. Y que es lo que Él pide de ellos.

·        hacer justicia. En relación con los hombres, en un trato de rectitud, y en relación con Dios al guardar todos sus mandamientos.

·        amar misericordia. Acciones de bondad hacia todos los hombres. Esta expresión de “amar misericordia” lleva en si la idea de amor fiel por todos los hombres, este amor fiel denota una bondad y una benevolencia persistente e incondicional en la que se busca con ternura y misericordia el bien de todos.

·        humillarse ante Dios. El hombre que se ensoberbece en su corazón, se considera auto suficiente, no reconoce a Dios. Por tanto no está dispuesto a caminar humildemente con Dios, y debe saber el tal que Dios resiste a los soberbios (1 Ped 5:5; Prov. 11:2).

B.- Hebreos 13:16 “Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios.”

a)      Hacer bien.

b)      Ayuda mutua

c)      Son sacrificios de los cuales Dios se agrada.


Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ