Echa otro leño al fuego



Mientras la temporada de creer parece terminar para el resto del mundo, te ruego que me permitas dejar algo muy claro.
Entre bastidores esperan todavía muchos sueños.

Tenemos al alcance de la mano muchas aspiraciones.
Muchas hambres necesitan alimentos.
Muchos anhelos deben reconocerse con el fin de poder satisfacerlos.
Hay que aventar muchas chispas auténticas antes de que la pasión lleve a cabo su obra perfecta en tí.
¡Echa otro leño al fuego! .

Este no es el día en que lo dejas.
Este no es el día en que lloras.
Este es el día en que consigues,
mirándolas fijamente,
avergonzar a todas las personas de tu vida
cuando te dicen que no lo han entendido.
Porque tú sí lo has entendido. Finalmente.
Y ahora sabes que la fé
es la sustancia de las cosas que se esperan,
la evidencia de las cosas que no se ven.

Este es el día en que gritas "¡Creo!".
Continúa gritándolo hasta quedar ronca.
Se acabó hablar en voz baja.
¿Sabes que pasa cada vez que una mujer dice que no cree, que tarda demasiado tiempo?
Pues que la mujer, cae muerta. Por dentro.
Que es donde cuenta.

Pero puede que pasen otros cuarenta años antes de que te entierren.
¿Y sabes que dirán cuando esparzan tus cenizas?
Pues dirán que no recuerdan haberte visto nunca verdaderamente feliz.
Y tendrán razón.

Éste no es el momento de dejar de creer.
Sencillamente el escepticismo es un lujo que no puedes permitirte.
En otro tiempo la espiritualidad de la mujer ha estado separada de su estilo de vida.
Pero tu sabes que esto no tiene ningún sentido.
Nunca lo ha tenido.
Nunca lo tendrá.

De manera que continúa creyendo que tienes, la pasión,
la inteligencia, la brillantez, la creatividad, la sabiduría,
la claridad, la profundidad, la experiencia que se requieren para encontrar ese centro silencioso de solaz, serenidad y fuerza necesarios para crear y sostener una vida auténtica.

Cada día es una plegaria.
Una vida auténtica es la forma más personal de rendir culto.
Cuando empieces a creer descubrirás que todas las cosas son realmente posibles.
Aplaude.
Aplaude una vez más.
¡Pero esta vez, que se oiga de verdad!
¡Anda! , ¡Eso esta mejor! 
Haces tanto ruido que despertarás a los muertos.
Muy bien hecho.

El mayor consuelo


¿Por qué te confundes y te agitas ante los problemas de la vida?

Déjame al cuidado de tus cosas y todo te irá mejor.

Cuando te entregues a mi, todo se resolverá con tranquilidad según mis designios.

No te desesperes, no me digas una oración agitada, como si quisieras exigirme el cumplimiento de tus deseos.

Cierra los ojos del alma y dime con calma: Jesús, yo confío en ti.

Evita las preocupaciones angustiosas y los pensamientos sobre lo que puede suceder después.

No estropees mis planes queriéndome imponer tus ideas.

Déjame ser DIOS y actuar con libertad.

Entrégate confiadamente en mi.

Reposa en mi y deja en mis manos tu futuro.

Dime frecuentemente: Jesús, yo confío en ti, no seas como el paciente que le pide al médico que lo cure, pero le sugiere el modo de hacerlo.

Déjate llevar con mis brazos divinos.

No tengas miedo.

Yo te amo.

Si crees que las cosas empeoran o se complican a pesar de tu oración, sigue confiando.

Cierra los ojos del alma y confía.

Continúa diciéndome a toda hora: Jesús, yo confío en ti.

Necesito las manos libres para poder obrar.

No me ates con tus preocupaciones inútiles.

Satanás quiere eso: agitarte, quitarte la paz,

confía solo en mi.

Entrégate a mi, Yo Hago los milagros en la proporción de la entrega y confianza que tienes en mi.


Así es que no te preocupes, hecha en mi todas tus angustias y duerme tranquilo, dime siempre: Jesús, yo confío en ti y verás grandes milagros.


Te lo prometo por mi amor.

Solo pídelo!


Durante la guerra Hispano-Americana, Clara Barton estaba supervisando el trabajo de la Cruz Roja Americana en Cuba.
Un día, el Coronel Theodore Rooselvet acudió a verla, queriendo comprar alimentos para sus enfermos y heridos en Rough Riders. Pero ella rehusó venderle nada.
Rooselvet quedó perplejo. Sus hombres necesitaban ayuda, y él estaba dispuesto a pagarla de su propio dinero.

Cuando preguntó a alguien por qué no podía comprar los suministros, le dijeron: -Coronel, lo que tiene que hacer es pedirlo- El rostro de Rooselvet se iluminó con una sonrisa. Ahora lo entendía, las provisiones no estaban a la venta. Todo lo que había de hacer era sencillamente pedirlas, y le serían dadas gratuitamente.
Así es como el pecador recibe la vida eterna.

La salvación es un don. Si pudiese ser comprada en una subasta, los millonarios competirían por la compra y la mayoría de la gente quedaría excluida.
Si se pudiese ganar trabajando por ella, los fuertes y capaces empujarían a los débiles y enfermos fuera de la carrera. Pero el perdón que Dios ha provisto por medio de Jesucristo es gratis, solo ha de pedirse. Nada que podamos hacer podrá ganarla. Sólo por medio de la fe en Cristo y en lo que El ha hecho en el Calvario podemos recibir provisión para la más honda necesidad de nuestra alma.

¿Tienes vida eterna por medio de Jesucristo? ¡Está a tu dispocisión si reconoces con humildad tu pecado, y sencillamente pides a Jesús que te salve! P.R.V.

PORQUE POR GRACIA SOIS SALVOS POR MEDIO DE LA FE; ... Y ESTO ES UN DON DE DIOS. Sn. Pablo (Efesios 2:8)


Para pensar... ¿Porqué pagar el precio de perderse, cuando la salvación es gratuita?

El amor frete al odio


El amor alienta...

el odio abate;

el amor sonríe...

el odio gruñe;

el amor atrae...

el odio rechaza;

el amor confía...

el odio sospecha;

el amor enternece...

el odio enardece;

el amor canta...

el odio espanta;

el amor tranquiliza...

el odio altera;

el amor guarda silencio...

el odio vocifera;

el amor edifica...

el odio destruye;

el amor siembra...

el odio arranca;

el amor espera...

el odio desespera;

el amor consuela...

el odio exaspera;

el amor suaviza...

el odio irrita;

el amor aclara...

el odio confunde;

el amor perdona...

el odio intriga;

el amor vivifica...

el odio mata;

el amor es dulce...

el odio es amargo;

el amor es pacífico...

el odio es explosivo;

el amor es veraz...

el odio es mentiroso;

el amor es luminoso...

el odio es tenebroso;

el amor es humilde...

el odio es altanero;

el amor es sumiso...

el odio es jactancioso;

el amor es manso...

el odio es belicoso;

el amor es espiritual...

el odio es carnal.

El amor es sublime...

el odio es triste.

Muertos para Vivir



Hace ya bastante tiempo, un hombre de familia tubo que elegir entre Dios o sus seres más queridos. Eran creyentes en un país, donde el nombre de Jesús era blasfemia para ellos. El padre de familia era predicador y su temor no estaba sobre los hombres, sino sobre Dios; es por ello que insistía en predicar de la salvación por medio de Jesús. Muchas veces le pegaron y metieron en la cárcel, pero a el le fortalecía el sufrimiento por causa del nombre que es sobre todo nombre "Jesús de Nazaret".
Una de tantas, se reunieron los mandatarios de aquella ciudad y dijeron; veamos que fe tiene este hombre en su Dios. Cogieron a ese predicador y su familia: su hijo, su hija y esposa y los metieron en un foso de tierra ya preparado.

Las gentes de esa ciudad gritaban: "muerte al predicador". Los mandatarios le daban a elegir y le decían: o niegas a ese tal Jesús o te enterramos vivo a ti y tu familia. Después de algunos minutos de gran silencio, se escucha la voz de la más pequeña de la familia, "papa, papa Dios nos esta esperando".

El varón de Dios expone su ultima predicación, rechazando la petición del pueblo. Los enterraron vivos sin escuchar grito alguno. A los pocos años; cientos de personas que gritaron "muerte al predicador", se convertidor a ese Jesús que ellos rechazaban con gran furia.

Escrito está, lo que el hombre sembrare eso recogerá. Ese hombre de Dios sembró algo más que una semilla, sembró su propia vida y la de los suyos, y recogió cientos de hermanos para toda la eternidad. Dios bendiga a hombres y mujeres como este predicador, que un día leyeron en (S. Mateo. 16.24.) Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su Cruz cada día y sígame.

Bendiciones Diarias


BENDICIONES DIARIAS DE LA BIBLIA

Viernes Junio 16, 2012

"Vayan por todo el mundo y anuncien las buenas nuevas a toda criatura.." 
Marcos 16:15


Verso Para Hoy:
Para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él.
1a. Corintios 8:6 

***

Salmo Para Hoy:

Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre.
Salmos 16:11 

***

Proverbio Para Hoy:
En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente.
Proverbios 10:19 

***

Promesa Para Hoy:
Tu guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.
Isaías 26:3 


"Confia En Cristo"
--------------------------
Buscando bendecir tu vida!

Evangelizando tu Vida

Te invito a ver esta predicacion de mi iglesia!
Dios sea ministrando tu voda!

La Paz Perfecta




Había una vez un Rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudieracaptar en una pintura la paz perfecta.
Muchos artistas intentaron.El rey observo y admiró todas las pinturas, pero solamente hubieron dos quea el realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.
La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto dondese reflejaban unas placidas montañas que lo rodeaban.Sobre éstas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas.Todos los que miraron esta pintura pensaron que esta reflejaba la paz perfecta.

La segunda pintura también tenia montañas. Pero éstas eren escabrosas ydescubiertas. Sobre ellas había un cielo furioso del cual caía un impetuosoaguacero con rayos y truenos. Montaña abajo parecía retumbar un espumosotorrente de agua.Todo esto no se revelaba para nada lo pacífico.Pero cuando el Rey observo cuidadosamente, el miro tras la cascada undelicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Alli, en medio del rugir de la violenta caida de agua,estaba sentado placidamente un pajarito en el medio de su nido... Pazperfecta.El Rey escogió la segunda. ¿Sabes porque?Porque, explicaba el Rey, "Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor.
Paz significa que a pesar de estar en medio de todas estas cosas permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón, confiados en Jesus, descansandos a sus pies, porque sabes que EL siempre tiene el control. 
Saberlo, reconocerlo y vivirlo es el verdadero significado de la "paz".

RECUERDA, TODA PAZ SOLO PROVIENE DE JESÚS..... NUESTRO SALVADOR.

Amor de Dios



A menudo me canso de hacerte caso, de tratar en vano de no caer en tentaciones. Mi vida sin ti siempre fue más cómoda, divertida y libre. Crees que no me da vergüenza caer y al levantar mi rostro ver siempre tu sonrisa condescendiente y comprensiva? Crees que no tengo orgullo, que no me siento mal cada vez que te fallo y no poder evitar el volverte a fallar? Cada día tengo más y más dudas y miedo de terminar dependiendo de ti, como el "opio" que dice Nietzche que tú eres. Cada vez siento más vergüenza de admitir que soy de los tuyos. Me cuesta estar siempre confiado, ser noble y generoso, ser comprensivo... Cansa seguir tu ejemplo... No veo señales, ni pruebas, estoy cansado de pedir y de no recibir tal y como lo pido... Estoy harto de que dirijas mi vida... No entiendo algunas cosas de tu palabra; me cansan los ritos y las reuniones "obligatorias".Puedo valerme sin ti... ¿Por qué no me dejas en paz?...

NO TE PREOCUPES NO TE PREOCUPES. Se lo que sientes yo también Yo también tuve miedo y dudas, Yo también pedí queme quitaran el yugo de mi destino, desee no tener esa responsabilidad. Yo realmente tenía al mundo sobre mis hombros...No te preocupes si no me entiendes. Yo les hablé de mi amor día y noche a mis apóstoles, escuchaban todas mis parábolas, y sin embargo estaban más preocupados en quién se sentaría a mi derecha al final de los tiempos o sobre cuántas veces se debía perdonar... Nunca me entendieron de verdad. No te avergüences si a veces me ignoras. Pedro, mi roca fuerte, mi sucesor, me negó... y varias veces!... Y a pesar de ello le confié el mundo y la obra de Mi Padre...No creas nunca que no comprenderé tus cada una de tus caídas, arrebatos y traiciones... Yo perdoné al que me traicionó, al que me negó, a los que me insultaron, a los que me asesinaron... ¿Qué es tu ofensa? Nada... Y aunque no te parezca justo que yo te perdone siempre aunque tu sigas cayendo en lo mismo, mi misericordia supera tu concepto de justicia.

No te avergüences cuando necesites "pruebas" de mi poder. Tuve que hacer milagros para que mi gente me reconociera y me siguiera... ¡Tuve que aparecerme resucitado ante ellos para que comprendieran y dejaran de dudar de mi con mi muerte! Y si no me reconoces allí ante ti, en el dolor y el llamado de los que te necesitan, que más da... nadie me reconoció como el Cristo cuando andaba entre los hombres. No te preocupes si tienes pocos amigos. muchos dijeron ser míos hasta el final y ya ves.
No te preocupes si tienes que reaccionar mal y amargarte a veces. Yo les pateé el trasero a esos desubicados irrespetuosos cuando invadieron el templo de Mi Padre. De vez en cuando la ira es necesaria para comprender que el amor que de mi heredaste es infinito a pesar de tu humanidad imperfecta y que es ese amor mi huella en ti y el sendero que te devolverá a mi algún día. No te sientas mal cuando te veas solo, incomprendido, rechazado, golpeado e insultado. yo más que nadie se lo que es eso... y tú lo sabes. Cuando te parezca inútil lo que haces y que no avanzas mucho a pesar de todo tu esfuerzo. yo sentí lo mismo, miedo dolor y frustración en cada caída rumbo a mi muerte.

No te preocupes si tus sueños son muy grandes y alturados, o de que va a ser difícil lograrlos. yo morí intentando cumplir el mío. ¡Elegí a 12 para cambiar a miles de millones y para hacer un mundo mejor!. Eso si es una locura!, y mira, ya voy dos mil años y tengo para rato. Además, llegué a ti. Cuando duden de ti a pesar de ser honesto con tigo mismo y con los demás, a pesar de ser coherente y obrar adecuadamente. ya somos dos. Cuando te acusen de ser subversivo y te anulen sólo por ser auténtico, innovador y querer lo mejor para todos. Cuando pisoteen tu sencillez, tu ingenuidad y al niño que llevas dentro, cuando a nadie le importe tus buenos sentimientos. únete a mi club.

No te preocupes por lo débil o tonto que te haga parecer el llorar, el estar triste, el andar sólo, el hablar solo. deja que piensen lo que quieran, tu y yo sabemos cuál es la verdad de tu alma y de tu soledad.
Si eres confiado, generoso e ingenuo o eres sujeto de tentaciones, de necesidades. no te preocupes, yo pasé por todo eso, y aunque a veces terminé sufriendo por ser auténtico y aceptar lo que soy y mis responsabilidades, que bien se siente ser siempre lo que uno es...No te preocupes si eres débil y tienes miedo del sufrimiento o si eres cobarde a veces, hijo mío, yo también dudé ante la muerte.
Y si caes por el peso de tu dolor, no importa, yo caí varias veces en mi camino al Gólgota porque ya no aguantaba más... No te preocupes cuando quieras tomarte un "respiro" de mi, porque sientes que te estoy cansando. mi gente me dejó a mi suerte a la hora de mi suplicio y de mi muerte. No me quejo pues ese fue el destino que elegí, que pedí vivir por amor.
Y no me preocupo tampoco pues ambos sabemos que al final volveremos a encontrarnos, por tu propia voluntad y por mi amor a veces impaciente...No te preocupes si sientes que no estás haciendo mucho por mi obra. los míos ni siquiera me ayudaron a cargar mi cruz en mi camino a la muerte. Pero no te avergüences, me has ayudado muchas veces, descansa si quieres.

No temas cuando con tus pecados me rechaces y me lastimes. qué más da... me escupieron, me flagelaron, me sangraron la cabeza con espinas, me cambiaron absurdamente por un criminal y me ajusticiaron como al más vil de ellos, me golpearon, me desnudaron indignamente delante de todos y se jugaron mi ropa, se burlaron de mi sufrimiento y mi dolor, me clavaron el cuerpo en un madero, me dieron a beber hiel y me ultimaron con una lanza. ya estoy acostumbrado al dolor, no te parece? No te preocupes. Te entiendo porque yo también fui hombre. Te ame con un amor de hombre, morí por ti con un amor de hombre, sintiendo el sufrimiento como lo siente un hombre y soportándolo como tal.

Hoy te amo con un amor de hombre y de Dios. No te preocupes. Te amo. Y el amor verdadero lo soporta todo, tú lo sabes también pues lo has intentado muchas veces aunque hayas fracasado. No llores ahora, te perdonaré y te aceptaré cuantas veces sea necesario hacerlo, aunque no entiendas mis razones ni mis sentimientos... Muy en el fondo ambos sabemos que si las entiendes, que me amas. No te presiones más si estás cansado de andar y de buscar. Descansa en mis brazos. Yo velaré tu sueño, te abrazaré y no te despertaré aunque se me adormezcan los brazos y el regazo.

Si estás triste, llora en mi hombro, lloraremos juntos y te daré la palabra que te consuele, te diré siempre lo que necesitas oír, y te prometo que te irás reconfortado y alegre. No te preocupes por tus heridas o porque no puedas levantarte cuando caigas. A veces te daré la mano. Otras veces solamente te extenderé los brazos delante de ti y te enseñaré a levantarte por ti mismo. No te preocupes si no me ves siempre que me busques. Yo estaré allí a tu lado, en lo bueno y en lo malo. Tampoco te preocupes por lo que te falte. Todo lo queme pidas te lo daré con amor, aún lo que no me pidas y necesites, todo lo tendrás, y todavía más de lo que me pidas, todo te lo daré.

No te preocupes por nada pequeño mío, todo lo que debas tener y puedas manejar, lo tienes ya. Todo lo que debas saber y puedas aprovechar, lo sabes ya. Yo te he enseñado bien, ahora te toca a ti. No te preocupes cuando tengas que "morir" por otro, por amor. habrás aprendido al fin el precio del amor y el gozo del abandonarte.

Por: Reflexiones Cristianas

Un pedazo de cielo



Si muero antes que tú, hazme un favor:
Llora cuanto quieras, pero no te enojes con Dios por haberme llevado.
Si no quieres llorar, no llores.
Si no logras llorar no te preocupes.
Si quieres reír, ríe.
Si algunos amigos te cuentan algo de mí,
óyelos y cree lo que digan. 
Si me elogian demasiado, corrige la exageración.
Si me critican demasiado, defiéndeme.
Si quieren hacerme un santo, sólo porque he muerto,
di que yo tenía algo de santo,
pero estaba lejos de ser el santo que pintan.
Si quieren hacerme un demonio,
muestra que yo tal vez tuve algo de demonio,
pero toda la vida procuré ser bueno y buen amigo.
Si intentan canonizarme di que yo nunca quise ser incensado en vida.
Si hablan más de mí que de Cristo, llámales la atención.
Si sientes tristeza y deseas rezar por mí,
puedes hacerlo, pues quizás necesite tu ORACION.
Si quieres hablar conmigo, habla con Jesús y yo lo escucharé.
Espero estar con Él lo suficiente
para continuar siendo útil para ti donde esté.
Y si quieres escribir algo sobre mi,
di solo una frase:

¡Fue amigo, creyó en mi y me quiso para Dios!

¡Era una flecha que vivía apuntando en dirección a Dios!
Ahí, entonces, derrama una lágrima.
Yo no estaré presente para enjugarla,
pero no hace falta, pues otros amigos lo harán en mi lugar.
Y viéndome bien sustituido,
iré a atender a mi nueva tarea en el cielo.
Pero de vez en cuando, da una escapadita hacia Dios;
no me verás, pero yo estaré muy feliz viéndote a ti mirar hacia Él.
Y cuando llegue para ti la hora de ir a ver al Padre,
ahí donde nadie puede separarnos,
viviremos la amistad que aquí nos preparó para El.
¿Crees en estas cosas?
Entonces, reza para que los dos vivamos
como quien sabe que va a morir un día
y que muramos como quien supo vivir bien.

La amistad sólo tiene sentido
si hace el cielo más cercano
y si aquí inaugura su comienzo

Pero, si yo muero antes que tú,
creo que no voy a extrañar el cielo... 

Ser tu Amigo,
¡Ya era Un Pedazo de Cielo!

El sueño de la rosa



El primer día en la Universidad, el profesor se presentó y nos pidió que buscáramos en la clase a alguien que no conociéramos y nos presentáramos.

Yo estaba buscando entre mis compañeros, cuando sentí una mano gentil que tocó mi hombro.

Me di vuelta, y pude ver a una viejecita cerrándome el ojo y brindándome una hermosísima sonrisa que la iluminaba completamente.

Ella me dijo: Hola guapo. Mi nombre es Rosa. Tengo ochenta y siete años.. ¿Puedo darte un abrazo?.

Mi carcajada fue inmediata... y le contesté: ¡Por supuesto que puede! y me dio un gran apretón.

¿Por qué estás en la universidad a una edad tan joven e inocente? Pregunté.

Ella sonriente respondió: Estoy aquí para encontrar a un joven millonario, casarme, tener una pareja de niños, y luego retirarme a viajar por el mundo.

No, en serio, le dije, porque estaba curioso de que había motivado a una mujer de su edad a aceptar un reto tan grande como éste.

Yo siempre soñé con tener educación universitaria, y ahora estoy cumpliendo mi sueño.

Después de clases fuimos al Centro Estudiantil y compartimos un batido de chocolate. En ese mismo momento nos hicimos amigos.

Todos los días en los siguientes tres meses, salíamos juntos de clases y no parábamos de charlar. Yo estaba siempre atónito escuchando a esta "Máquina del tiempo" que compartía toda su sabiduría y su conocimiento conmigo.

A lo largo del año, Rosa se convirtió en el icono del campus, haciendo amigos fácilmente en cualquier lugar a donde fuera.

Ella amaba vestirse bien y disfrutaba la atención incondicional de los estudiantes que la rodeaban. Estaba dándose su gusto, viviendo la vida.

Al final del semestre la invitamos a dar un discurso en el banquete del equipo de fútbol, y nunca olvidaré lo que nos enseñó.

Fue presentada, y subió al podio. Mientras acomodaba las tarjetas del discurso que nos daría, algunas se le cayeron al piso.

Desconcertada y un poco avergonzada, tomo el micrófono y simplemente dijo: Lo siento, estoy un poco nerviosa. Me tomé una cerveza por Lent, y éste whisky me esta matando! Nunca recuperaré mi discurso en orden nuevamente, así que déjenme decirles solamente lo que sé.

Mientras nos reíamos ella aclaró su garganta y empezó: Nosotros no dejamos de jugar porque nos hacemos viejos; crecemos viejos porque dejamos de jugar. Solo existen cuatro secretos para permanecer jóvenes, ser felices y acumular éxitos.

Tienen que reír.

Tienen que buscar alegría y humor en todo lo que hacen, todos los días de su vida.

Tienen que tener un sueño. Cuando pierdes los sueños, mueres. Hay mucha gente caminando a nuestro alrededor que está muerta y ni siquiera se ha dado cuenta.

Existe una diferencia enorme entre envejecer y crecer. Si tienes diecinueve años y te quedas en cama por un año entero, sin hacer nada productivo, al final habrás envejecido un año y tendrás veinte años, pero ¿creciste?. Si yo, a mis ochenta y siete años, me quedo en cama por un año sin hacer nada, al final tendré ochenta y ocho años, habré envejecido un año más pero no habré crecido ni un ápice.

Nadie deja de envejecer. No necesitas ningún talento o habilidad especial para envejecer. La idea es crecer pero siempre buscando la oportunidad en el cambio.

No tengan remordimientos, los ancianos usualmente no tenemos remordimientos por lo que no hicimos. Los únicos que tienen miedo de morirse, son aquellos con remordimientos.

Ella concluyó su discurso cantando valientemente "La Rosa".

Nos desafió a todos a estudiar detenidamente la letra de esa canción y a vivirla en nuestras vidas.

Cuando el año concluyó, Rosa obtuvo el grado universitario que había empezado hacía tantos años. Una semana después de la graduación, murió pacíficamente mientras dormía.

Más de dos mil estudiantes de la universidad fueron a su funeral a rendir tributo a esa maravillosa mujer que nos enseñó con el ejemplo que nunca es muy tarde para ser todo lo que puedes ser.

Letra de La Rosa 


Algunos dicen que el amor es como un río, que ahoga a los delicados arbustos de sus orillas.

Algunos dicen que el amor es como una navaja, que deja tu alma sangrando.

Algunos dicen que el amor es como una hambruna, una interminable y dolorosa necesidad.

Yo digo que el amor es una flor, y tú solo eres la semilla.

Es el corazón temeroso de ser roto que jamás aprendió a bailar.

Es el sueño con miedo de despertar que nunca aprovechó la oportunidad.

Es aquel que nunca fue querido y que nunca quiso, y el alma temerosa de morir que nunca aprendió a vivir.

Cuando la noche ha sido demasiado solitaria, y el camino demasiado largo, y piensas que el amor es solo para los afortunados y los fuertes, solo recuerda que en invierno, debajo de la profunda nieve descansan las semillas que en primavera, con el amor del sol, se convertirán en rosas.
Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ