Heme aqui



Desde que estaba en el vientre me estabas formando,
...HEME AQUI!
Para este tiempo tu me estabas preparando.
...HEME AQUI!

Llegastejusto a tiempo a rescatar mi vida,
...HEME AUI!
Ahora solo quiero hacer lo tu me pidas,
...HEME AQUI!

Heme aqui Senor Jesus!




Nuestro destino es de Gloria



Cuando leemos la Palabra de Dios y vemos lo que le sucedió a José, el patriarca, vemos que él se veía a sí mismo como un rey. Se veía así porque tenía una mentalidad de rey, atravesó muchas circunstancias adversas pero se veía como un ganador, como un soñador de Dios.  Él nunca perdió de vista quién él era aún a pesar de las circunstancias.  En medio de las circunstancias hay que tener la misma fe y confianza que cuando la corriente viene en contra.  Tenemos que decir:-Esta corriente contraria no va a triunfar sobre mí…

En las semillas de sueños que Dios plantó en usted hay bendiciones en todas las áreas. Sus hijos no pasarán por situaciones que usted pasó, sino que irán a un nivel de mayor bendición.  Ese sueño que Dios le dio a José determinó su destino. Dios le dará revelación de cosas preciosas a favor de su vida.  Si se deja influenciar por el sistema del mundo lo va a meter en una caja, en un molde.  Hasta la gente llega a pensar que es mejor no tener hijos para que no vengan a este mundo. José se veía a sí mismo como alguien que Dios lo llamó para reinar en vida.  Dios no lo llamó para sufrir sino para reinar en vida.  Véase a sí mismo para lo que Dios lo llamó y bendiga a los que están adentro de su casa como una familia de la realeza.  Si usted es un rey, la que está a su lado es una reina y sus hijos príncipes.  No crea que las cosas funcionan sólo por el entusiasmo. José tuvo que atravesar cosas contrarias, pero él seguía detrás de su Señor.  Usted está en Cristo y tiene un destino de gloria, es un hijo de Dios y está caminando hacia una bendición mayor.  Tiene que mirarse a sí mismo como un hijo de Dios reinando en vida con el Señor. ¡Somos de la familia real!  Lo bueno es que en este día le crea al Señor y confíe en Su Palabra.  Muchas cosas le pasaron a José, pero él confió y creyó en Su Dios.

José siempre creyó y confió en Dios

1- Siguió creyendo aun cuando sus hermanos lo vendieron como esclavo.
Imagínese qué situación tremenda habrá sido que su familia lo traicione y tenga que vivir como un esclavo.  A pesar de lo que le haya pasado, Dios lo ha llamado para reinar, aún si sus padres lo han abandonado.  Usted puede superar cualquier cosa que le haya sucedido e ir por arriba de eso, creyendo y confiando en Dios.

2- Continuó en la fe cuando la mujer de Potifar mintió sobre él y terminó en la cárcel.
Él siguió creyendo en lo que Dios le tenía preparado.  Creyó en eso y se miraba cómo Dios lo veía, como alguien con destino para reinar y para llegar al trono.  No pierda su sueño por una mentira que han dicho de usted.  No deje que esa mentira lo saque de carrera y termine peleando.  Hay gente que anda “ladrándose” con otros y reuniéndose con algunos llenos de temores, y después dicen:- Vamos a reinar con Cristo…  Júntese con los que le alimentan los sueños y no con aquellos que se los roban.  No se acomode en un sitio de pérdida por los comentarios que hacen los mentirosos.

3- Aún en el calabozo, si la gente se olvidaba de él, él sabía que Dios nunca se olvidaría.
 Él sabía que todos se habían olvidado de él pero que Dios nunca se  olvidaría.  Puede  ser que ahora usted está en una posición que no es la mejor, ¡pero Dios nunca se olvidará de usted!  José perseveró con el sueño. El llegó a ser una persona grande en el reino,  que hasta gobernó los destinos financieros durante un tiempo.  Usted no va a ser controlado ni influenciado por nada que antes lo dominaba.

Él perseveró en fe y creyó que Dios lo iba a liberar, porque sabía que estaba destinado para reinar.  Dios le dio sabiduría, autoridad y reino. El sueño que Dios plantó en semilla en el corazón de José finalmente se cumplió.
 En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo. 1ª Juan 4:17

Dios le dio a José sabiduría y autoridad y pudo manifestar lo que Dios le había dado cuando llegó al trono.  Uno de los mejores ejemplos de cómo ser un buen mayordomo lo podemos encontrar en José.  Era un buen administrador aún de su vida sexual.  Todo lo que hacía prosperaba, aún estando en la cárcel.  Este es un buen ejemplo de la Palabra sobre reinar en vida.  Desarrolle una mentalidad para reinar en vida.

El sueño que Dios plantó en la vida de José en forma de semilla finalmente se cumplió.  ¡José confió en que estaba destinado para reinar, nosotros también!  Nosotros somos reyes como Jesús, Él caminó confiado en esta tierra.
Declare: ¡Como Jesús es, así soy yo en esta tierra!

Si usted piensa así, va a darse cuenta que como Él reina, usted reinará con Él.  Las Sagradas Escrituras dicen que somos conformados a la imagen de Él.  Usted revelará Su presencia, Su poder y estará destinado a reinar. Su mente ha sido transformada por la Palabra, sabe dar un paso de fe y lo hace.

Cuando el creyente sabe quién es en Cristo Jesús: No vacilará en seguir la dirección del Espíritu Santo y confiará en la Palabra de Dios para todo lo que está llamado para hacer.

Los reyes fueron designados por Dios para:
1-Derrotar al enemigo.
2-Conquistar la tierra.
3-Gobernar, administrar y reinar.

Nosotros vamos a reinar con Cristo:
 1- Con Su autoridad.
 2- Con Su sabiduría.
 3- Con Su compasión.

Usted debe llegar a ser el hombre que Dios planeó que usted sea.  ¡Usted está derrotando, triunfando, conquistando y gobernando en áreas de su vida donde antes reinaban otras cosas y lo a va a hacer conforme a la gracia que Dios le ha dado!

¡Vamos a impactar sobrenaturalmente al mundo con Jesucristo!

Por: Apóstol Juan Crudo

Decisiones



En la vida todo sigue siendo una suma de decisiones, esto es y sigue siendo, el meollo central de los éxitos y de los fracasos, de las victorias y de las derrotas, de los avances, y de los retrocesos.
Las decisiones, la serie de ellas, van a conformar nuestra vida, siempre.

Marcos 2.1-4
1 Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa. 2 E inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra. 3 Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro.

La vida es una suma de decisiones.

A veces creemos que sabemos escoger, y después de un período de tiempo que hemos escogido algo, o muchas cosas, nos vamos dando cuenta que no hemos escogido bien.

Si aprende a escoger, estará desarrollando, una de las habilidades o capacidades, mas importantes que Dios le dio.

Yo creo que este paralítico había escogido bien a los cuatro amigos que estaban con el.

Había una multitud y nadie los ayudó, fueron ellos cuatro mismos los que hicieron el trabajo.

¡La elección es determinante!

Es cierto que la sociedad nos condiciona, o sea pone sus condiciones, pero llega un momento en que ese argumento no es suficiente.

Se elige estar siempre o no por encima del acondicionamiento de la sociedad.
Todo argumento que quiere cancelar sus sueños, hay que derribarlos, hay que sacarlos, y tiene que echarlos fuera de usted.

Son los amigos los que van a ayudar a formar su vida y ayudan a partir de sus influencias.
Es importante que yo escoja buenas amistades.

Hay gente que tiene el hábito de relacionarse con malos o buenos amigos. Escoger amistades correctas se tiene que volver en un hecho.

Esos hábitos adquiridos de las elecciones que hemos sido haciendo en el transcurso de la vida.

Deuteronomio 30:19, “a los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra ustedes, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición”, Dios dice, “escoge”.

Indudablemente como hay gente que nunca va a cambiar, no va a cambiar su escoger.
Los amigos tenían tanta convicción de que iban a volver los cinco caminando. Y crease o no todo en la vida es convicción.

 “escoge la vida para que vivas tu y tu descendencia”,

Quiere decir que las elecciones no solo alcanzan a usted, sino que también alcanzarán a sus descendientes, que no solo son sus  hijos, sino que también son los hijos de sus hijos, y también los hijos de los hijos de sus hijos y también los hijos, de los hijos, de los hijos de sus hijos, y la gente no se da cuenta de esto.

Lo que yo escojo tiene un alto impacto generacional.

La palabra de Dios lo primero que da es visión, y lo segundo que da es dirección. La dirección viene sencillamente para que usted y yo aprendamos a elegir.

Por: Pastor Alfredo Dimiro

Dignos de recibir



Observe acerca de Abraham, a quien la Biblia llama “padre de todos nosotros y padre de la fe”. Hay principios que puede tomar de él, porque los aplicó y fue prosperado en todas las áreas de la vida.  Fue el único llamado “amigo de Dios”. Ahora Ud. también puede desarrollar una relación íntima con Él Padre.

La misma escritura dice que siga las pisadas de la fe de su padre Abraham, sin embargo Ud. sabe que ahora tiene un mejor pacto [Jesucristo] basado en mejores promesas. Ya puede comenzar a vivir una manifestación extraordinaria de la bendición en su vida.  Dios siempre cumple con Su Palabra.  Él es fiel  y no sólo eso sino que quiere que Ud. sea un canal de bendición.

Donde Usted se mueve entra la bendición de Dios, y es para manifestar el cielo sobre la tierra. Esta bendecido [con toda bendición espiritual] para bendecir a la gente.  Ha llegado a su vida el reino de Dios, para manifestarlo en todo lugar donde se mueva.

Romanos 4.16-21 “  16 Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros 17 (como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen. 18 El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia. 19 Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara. 20 Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, 21 plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido

La fe le ayuda a acceder a la gracia de Dios y en esa gracia esta completo.  En esa gracia tiene provisto todo lo que necesita en esta vida.  Dios es poderoso para hacer todo lo que ha prometido.  A veces se tiene que preguntar ¿por qué no aparecen todas las bendiciones de acuerdo a lo que Dios me ha prometido?  Es por eso que es bueno estudiar los principios que esta viendo en la vida de Abraham. Los planes que el Señor tiene con la iglesia deben comenzar a verse manifiestos. Antes que se manifieste el Rey de reyes y Señor de señores, va a ver la restauración de todas las cosas y todas las bendiciones que están prometidas en la Biblia proféticamente. Tendrá resultados que no ha visto en el pasado.

Ahora observe que hay personas que no se creen “dignos” de recibir  lo que Dios ha prometido o lo que Dios tiene para manifestar en este tiempo; con una unción que va destruyendo yugos. Hay personas que no se sienten dignos de ser gente bendecida [ni las vasijas de honra que Dios ha destinado que sean] pero Ud es digno para que se derrame la gloria de Dios en su vida y en este tiempo.

Cuando un creyente está hablando acerca de sí mismo o del plan de Dios de una forma muy baja [negativa], lo que está diciendo es que no se cree digno de recibir y de transmitir lo que Dios tiene para revelar en este tiempo. La iglesia es gloriosa y no se conforma a lo mediocre como el mundo puede llegar a acostumbrarse.  La iglesia ha sido limpiada por la sangre del Cordero y ha sido ubicada en un lugar de dominio y gobierno.

Confiese: “Yo soy digno de recibir  en mi vida todas las bendiciones de Dios.

Cuando uno tiene una baja autoestima de sí mismo y dice: “Soy un gusano” está teniendo un pensamiento [concepto] muy bajo de su propia vida y “siente o piensa” que de esta forma puede recibir las cosas de Dios; pero lo  que en realidad está haciendo es rebajar el poder que hay en la sangre de Cristo, ese poder es sobrenatural.

La palabra de Dios le enseña que es hijo de Dios y lo que el diablo le robó a Adán, usted lo esta recuperando. El trabajo que está haciendo el Espíritu Santo al revelarle la Palabra de Dios es perfeccionarlo de acuerdo a la imagen de Cristo.  Ese Cristo se va revelando en su interior, su mente se está transformando en la mente de Cristo y la Palabra le da una revelación acerca de su vida y del desarrollo del reino de Dios.
Lo que dice la Palabra acerca de Abraham es poderoso.

-A pesar de que la promesa no se cumplía, y no venían los resultados, la Biblia nos muestra que cada vez él estaba más fuerte.  Esa fe que Dios le ha dado [en una medida] si la va desarrollando a niveles mayores, cada vez Ud. estará más fuerte. Como Abraham que creyó en esperanza contra esperanza, así lo tiene que hacer Ud. Tiene que luchar contra la esperanza de lo natural.

 -Él no miró el problema ni la situación sino que se fortaleció en fe. Así tiene que hacer en todo lo que desarrolle con Dios y para Dios.

 Diga: “Soy digno de recibir la gloria de Dios.  Soy digno de ser libre de toda maldición.”
De alguna manera el tipo de mentalidad de no “creerse” digno,  en realidad es no creer lo que Dios dice en Su Palabra.  Esa es una falsa humildad que se aprende en la religión.  Las personas por no recibir lo que Dios ha prometido, tienen que meterse en una mentalidad religiosa para justificar por qué no están recibiendo las cosas de Dios.

El plan de Dios es perfeccionarlo cada vez más. Esto no quiere decir que debe tener una falsa autoestima por las cosas que no logró, sino que Dios es fiel y Ud. como su hijo debe creer lo que dice en Su Palabra.  Su espíritu ha sido recreado en el nuevo nacimiento; eso lo coloca en una posición de hijo.  Este es un buen día para que comience a vivir como un hijo bendecido marcado por el Padre.

1. A usted se les destraban cosas sólo por saber que es un hijo, destinado por el Padre para vivir algo glorioso.
2. Usted está lleno por el Espíritu Santo, quien lo guiará a toda verdad y le ayudará a alcanzar el fin que Dios ha planeado.
3. Dios lo ha hecho su hijo amado y le ha dado autoridad para que sea un hijo amado por el Padre.

Debe saber que tiene que alcanzar la estatura espiritual de Cristo.  Así como Dios en el Jordán le dijo a Jesús: “Este es mi hijo amado en el cual tengo complacencia, así Dios le está diciendo a usted.”

¡Él le va a dar fuerzas para remover la adversidad y alcanzar cosas que parecían imposibles, Verá Su Gloria!

Por: Apóstol Juan Crudo
Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ