Bendiciónes Diaria

Bendiciones diarias de la biblia

Miércoles Junio 6, 2012

Vayan por todo el mundo y anuncien las buenas nuevas a toda criatura.." Marcos 16:15


Verso Para Hoy:

Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.
Isaías 40:8

***

Salmo Para Hoy:

¡Oh Jehová, Señor Nuestro, Cúan grande estu nombre en toda la tierra!
Salmos 8:9

***

Proverbio Para Hoy:

No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, Ni te fatigues de su corrección; Porque Jehová al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere.
Proverbios 3:11,12

***

Promesa Para Hoy:

Y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.
Jeremías 29:13 




Realizado por el BloG: 
"Confia En Cristo"
--------------------------------
Buscando bendecir tu vida!

El Amor...




1 Corintios 13:4-8
Reina-Valera 1960 


4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;


5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;


6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.


7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.


8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.

Dejando un rastro perdurable



“Tres cosas hay que me causan asombro, y una cuarta que no alcanzo a comprender: el rastro del águila en el cielo, el rastro de la serpiente en la roca, el rastro del barco en alta mar, y el rastro del hombre en la mujer”. 
Proverbios 30:18, 19

Los rastros son importantes.

Muchas veces sirven al cazador para lograr dar con la pieza que desea capturar.

Para el cazador experimentado, el terreno es un claro mapa donde las huellas de la presa le indican en qué dirección se mueve el objetivo, si va acompañado y el tiempo transcurrido desde que la pieza pasó por ese lugar.

Estos rastros no pueden ser detectados en terrenos rocosos, en el agua o en el aire porque no quedan huellas de ningún tipo que permitan determinar la trayectoria ejecutada por el animal.

Los caminos por los cuales transitamos no son más que la acumulación de rastros de todas las personas y vehículos que han utilizado esa vía para desplazarse.

Es decir, la superposición de rastros da como resultado la creación y la perduración del camino.

Quizás esto fue lo que quiso decirnos el gran poeta español Antonio Machado con aquello de “caminante, no hay camino, se hace camino al andar”.

El hijo de Dios que cumple con su propósito siempre deja un rastro.

Aún después de dejar el mundo para reunirse con el Señor en la mansión celestial queda el recuerdo y el ejemplo de sus buenas obras y de todo lo que hizo para el servicio y la gloria de su Señor.

Lamentablemente, hay unos cuantos hijos de Dios que pasan por este mundo y no dejan ni el más mínimo rastro de su estadía.

Son como ramas secas que dan una sensación de volumen al árbol pero no producen ni hojas, ni flores, ni frutos.

Propongámonos en el nuevo año que rápidamente se nos avecina dejar un rastro perdurable, no tanto para que se sepa que por aquí pasó fulano o zutano sino para reflejar la gloria de Dios que al final es el principal propósito de nuestra existencia.


Amén.


Por: Ministerio El Remanente

La unción de Dios en tu vida causara un efecto




“Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite…”. 
Salmo 23:5

En la Biblia, el aceite es simbolismo de la unción de Dios.

¿Sabes qué hace el aceite?

Hace que las cosas fluyan.

Cuando hay fricción o algo esta atorado, el aceite hace que sea más fluido.

Eso es lo que Dios quiere hacer contigo.

Quiere ungir tu cabeza con aceite.

Cuando eso sucede, mira lo que dice el versículo 6 del Salmo 23.

“Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida… ”. 
Salmo 23:6  RV-60

La unción de Dios en tu vida causara un efecto, que las puertas correctas se abriran para ti.

Traerá a las personas correctas a tu camino.

Las cosas serán más fáciles.

Puedes confiar que su unción te guiara a las bendiciones que Dios tiene para tu vida.


Créelo!!!
Amén.

Dios tiene cosas buenas preparadas para ti




“La bondad y el amor me seguirán todos los días de mi vida; y en la casa del Señor habitaré para siempre”. Salmo 23:6 

Dios tiene un plan de tomar toda adversidad, todo apuro que pasas en la vida y supernaturalmente voltearla para hacerte bien.

Él usa estos tiempos difíciles para hacerte fuerte, para hacerte mas maduro y prepararte para algo mejor.

Quizás no entiendas todo lo que esta pasando en tu vida, pero te animo a seguir con la cabeza en alto.

Sigue siendo fiel.

Sigue haciendo lo bueno.

Si Dios esta contigo…


¿Quien contra ti?


Nadie.


No importa que suceda a tu alrededor el día de hoy, puedes darle la espalda y poner una sonrisa en tu rostro porque Dios tiene cosas buenas preparadas para tu futuro.


Amén.

Haciendo planes de acuerdo a la palabra de Dios




“Que te conceda lo que tu corazón desea; que haga que se cumplan todos tus planes”. Salmo 20:4 

Conozco gente que hace planes para enfermarse de la gripe.

Lo platican diciendo…

- Todos los años me enfermo.

- Va ser un año muy malo.

Ellos lo declaran y en unos meses, se enferman.

Ellos creyeron, lo esperaron, hicieron planes y lo recibieron.

¿Por qué no hacer planes para que la palabra de Dios se haga realidad en tu vida?

La escritura dice…

“No prevalecerá ninguna arma que se forje contra ti; toda lengua que te acuse será refutada. Ésta es la herencia de los siervos del Señor, la justicia que de mí procede afirma el Señor”. Isaías 54:17 NVI


“Podrán caer mil a tu izquierda, y diez mil a tu derecha, pero a ti no te afectará”. Salmo 91:7 NVI


Has planes de acuerdo a la palabra de Dios.


Cuando haces los planes correctos, comenzaras a ver las bendiciones de Dios hacerse realidad en tu vida.


Amén.

Deja que su favor sea tu escudo



“Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por largos días”. Salmo 23:6 RV-60

Como creyentes en Jesús…

¿Sabias qué el bien y la misericordia te siguen?

La gracia de Dios y su favor están tras de ti.

Pero si sigues viviendo con la nube de condenación.

Si vives siempre alrededor de lo negativo, entonces estas poniendo una barrera entre ti y las bendiciones de Dios.

No vivas una vida en culpabilidad y vergüenza, Dios quiere que camines en su amor y perdón.

Has la decisión el día de hoy de soltar toda condenación, suelta el pasado por medio del perdón y abraza su bien y misericordia.

Deja que su favor sea como un escudo y así puedas vivir la vida en victoria que tiene preparada para ti.


Amén.

Las cosas van a cambiar a mi favor




“Porque un momento será su ira, pero su favor dura toda la vida. Por la noche durará el lloro, y a la mañana vendrá la alegría”. Salmo 30:5 RV-60

Una definición de la palabra “favor” es tener la ventaja al éxito.

Cuando pones a Dios primero.

Cuando obedeces sus mandamientos.

Abres la puerta a tu favor, eso significa que tú tienes la ventaja al éxito.

Aun cuando alguien ha tratado de tomar ventaja de ti y tal parece que te tiene debajo de él, tienes que recordar…


- Yo tengo la ventaja.


- Dios esta en control.


- Él pelea mis batallas.


- Las cosas van a cambiar a mi favor.

El libro de Hebreos dice…


“No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón”. Hebreos 10:35 RV-60

En los tiempos difíciles, tienes que recordar que la recompensa viene.

Tu solo mantente firme honrándolo, esperando su favor, él ha prometido restaurar todo lo que el enemigo te ha robado y así puedas disfrutar la vida abundante que ha prometido a tu vida.

Amén.

Por: Ministerio El Remanente

Vere la bondad del Señor en esta tierra

“Pero de una cosa estoy seguro: he de ver la bondad del Señor en esta tierra de los vivientes”. 
Salmo 27:13 

David estaba pasando por tiempos difíciles cuando escribió este versículo.

Pero él dijo…

- No me preocupo.

- No me molesto, estoy confiando en que veré la bondad de Dios.

En otras palabras…

- Esta situación quizás sea dura, pero no me va robar mi visión.

- No causara que mis sueños sean derribados.

- Estoy confiado de que en este año veré el favor de Dios en un forma nueva.

Esa es la actitud que necesitas el día de hoy porque en lo que te enfocas eso vas a mirar.

No importa que dice el reporte del medico.

No importa como se miren tus finanzas.

No importa que tan mal este esa relación.

Confía que veras las bondades de Dios.

Permite que su paz repose en tu corazón y mente mientras tú te mueves a sus bendiciones el día de hoy.

Amén.

A Dios le gusta oirte



“Hazme justicia, Señor, pues he llevado una vida intachable; ¡en el Señor confío sin titubear!”. 
Salmo 26:1

¿Sabes qué a Dios le gusta oír cuando tú lo llamas por su nombre?

Mucha gente ora con la actitud de tirar a un blanco con los ojos vendados.

Saben que ahí está el blanco.

Saben a dónde lanzar y solo esperan darle cerca.

Pero cuando vemos en la palabra de Dios y declaramos sus promesas sobre nuestras vidas, es como quitarse la venda de los ojos y caminar directo al centro del blanco.

Cuando tú oras con expectativa de acuerdo a la palabra de Dios, tú le darás siempre al blanco.

¿Cuál es tu necesidad?

Encuentra la promesa en la palabra de Dios, luego espera que Dios actúe.

Él es fiel en su palabra y quiere demostrarlo en cada área de tu vida.

Amén.

Por: Ministerio El Remanente


El Señor y yo



“Contra toda esperanza, Abraham creyó y esperó, y de este modo llegó a ser padre de muchas naciones, tal como se le había dicho: Así de numerosa será tu descendencia”. Romanos 4:18 

¿Estas enfrentando alguna situación que se mira imposible?

Quizás tienes una promesa de Dios que aun no se ha hecho realidad.

Tal parece que ya han pasado muchos años y sientes que no hay razón para seguir creyendo.

Abraham a pesar de la edad se mantuvo creyendo y esperando en la promesa de Dios.

El mantuvo la actitud de fe y expectación y Dios fue fiel a su promesa.

Si estas pasando por situaciones que se miran sin esperanza, pon tu esperanza en Dios.

Él nunca te dejara, él es Dios verdadero y fiel.

Cuando tienes esperanza mas allá de toda razón, vas a ver sus promesas hacerse realidad en cada área de tu vida.

Por: Ministerio El Remanente

¿Qué es Amar?



Un esposo fue a visitar a un Sabio consejero y le dijo que ya no quería a su esposa y que pensaba separarse.
El Sabio lo escuchó, lo miró a los ojos y solamente le dijo una palabra: Ámela.

Luego se calló. -Pero es que ya no siento nada por ella.

-Ámela, repuso el Sabio. Y ante el desconcierto del señor, después de un oportuno silencio,

-Agregó lo siguiente: “Amar es una decisión, no un sentimiento; amar es dedicación y entrega. Amar es un verbo y el fruto de esa acción es el amor.

El amor es un ejercicio de jardinería: arranque lo que hace daño, prepare el terreno, siembre, sea paciente, riegue y cuide.

Esté preparado porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvia, mas no por eso abandone su jardín. Ame a su pareja, es decir, acéptela, valórela, respétela, darle afecto y ternura, admírela y compréndala.

Eso es todo, simplemente “ámela, ámelo”!
...Pues el amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.



1 Corintios 13:4-7
Nueva Versión Internacional (NVI)


Cuando enfrentas lo imposible


Cuántas veces has escuchado las palabras: No se puede hacer?
                                      

Quizá fueras uno de los que dijeran esas palabras. No deberíamos tomar cada desafío imposible solo para probar que lo podemos hacer. Sin embargo, hay cosas valiosas que es preciso hacer y que parecen imposibles o que aún no se han hecho.

¿Te ha dado Dios una visión o un sueño? A menudo el que tiene la inspiración debe poner el sudor, es decir la energía y la motivación para llevarlo a cabo. Si hoy enfrentamos un enorme desafío, esta poesía de Edgar Guest es para ti: "...No podía hacerse!"

Alguien le dijo que no podía hacerse, Pero él con una sonrisa respondió, Que quizá no se podía, pero que él NO sería el que lo diría hasta que probara. Así que lo trató de hacer.Con el esbozo de una sonrisa en su rostro.Si estaba preocupado, lo ocultó.Comenzó a cantar mientras enfrentaba la cosa Que no podía hacerse y que él hizo.

Alguien se burló: Ah, nunca lo harás; Al menos nadie lo ha hecho jamás; Pero él se quitó el saco y se quitó el sombrero,Y lo único que sabía era que comenzó.Con el mentón levantado y una ligera sonrisa,Sin duda ni equivocación,Comenzó a cantar mientras enfrentaba la cosa Que no podía hacerse y qué el hizo.

Hay miles que te dicen que no lo puedes hacer,Hay miles que profetizan el fracaso,Hay miles que te señalarán, uno por uno.Los peligros que te esperan al acecho,Pero solo enfréntalos con una ligera sonrisa,Quítate el saco y comienza,Solo comienza a cantar mientras enfrentas la cosaQue no se puede hacer y que tú harás.

Cuando sabemos lo que Dios nos ha llamado a hacer, ¡también podemos saber que Él ha provisto los medios para realizar esa tarea!


Por: Reflexiona y Vive

De Rodillas En el Barro




“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33).

Dr. Harry Ironside cuenta sobre a visita de Andrew Frazer, que fue para la California para tratar de una seria enfermedad. Aunque bastante flaco, abrió su Biblia ya bien usada y empezó a exponer las verdades profundas de Dios de una manera que Ironside jamás habia oído antes. Ironside sintió tanto regocijo en las palabras de Frazer que le preguntó: “¿Dónde usted aprendió estas cosas? ¿Podería decirme dónde encuentro un libro qué me enseñe todo eso? ¿Ha usted aprendido todo eso en un seminario o universidad?” La respuesta del hombre enfermo jamás fue olvidada por Ironside. ”Mi querido joven, aprendí estas cosas en mi rodillas, en un suelo de barro de una pequeña cabaña en el norte de la Irlanda. Allá, con la Biblia abierta delante de mí, yo me quedaba arrodillado por horas todos los días y pedía al Espíritu de Dios que revelase Cristo para mi alma y llenase mí corazón con Su Palabra. Él me enseñó más en mi rodillas en aquel suelo de barro que podría aprender en todas las universidades y seminarios del mundo.”

¿Hemos nosotros buscado el conocimiento de las cosas espirituales derechamente del Señor? ¿Hemos buscado gastar nuestro tiempo en oración y lectura de la Palabra? ¿Hemos comprendido que el tiempo pasado delante de Dios edifica tremendamente nuestra vida y nos llena de gozo y dicha?

Muchas veces nos decimos cristianos pero lo que menos somos es discípulos de Cristo. Gastamos nuestro tiempo en todo cuanto el mundo ofrece de supuesto placer, solo recordando de nuestro Salvador cuando nada de importante tenemos a hacer o en los minutos que sobran de nuestros intereses personales.

Primero queremos cuidar a buscar a tan soñada felicidad y, después, si da tiempo, pensaremos en el Señor. ¡Nos engañamos si pensamos así! ¡Luego descubriremos lo cuanto es todo ilusorio! Cuando busquemos a Dios en primer lugar, estaremos cuidando a nuestro porvenir y hallaremos a tan soñada felicidad.

¿Ha usted a colocado al Señor en primer lugar? ¿O Él está allá al final de la lista?

A mal tiempo buena cara


Fuera hace frío, mucho frío; se ve el aliento de las personas al respirar, mientras caminan envueltos en abrigos y bufandas y las manos en los bolsillos. Quizá las crestas de los montes estén cubiertas de nieve o de hielo, pero hay gente que tiene su corazón caliente, y no importa el frío de las calles; personas que tienen una razón para vivir, gentes felices y que saben amar, que saben convertir todas las cosas duras de la vida en algo bueno, algo positivo, tienen esperanza, confían en Dios, aman a su prójimo y se esfuerzan por mantener un clima de paz y calor en sus hogares, en su trabajo.

Pero, ¡qué duro debe ser que ahí fuera haga frío y que el corazón esté congelado, hecho hielo, también! Frío por fuera y frío por dentro; Hielo es la desesperanza, dejarse arrancar día a día los restos de confianza a los que uno se agarra para seguir viviendo. Hielo es el rencor y el odio que va pudriendo poco a poco de modo irremediable tantos corazones. ¡Qué hielo tan duro, es el miedo a la vida, al futuro, a la vejez, a la enfermedad y a la soledad!

Necesitamos que salga el sol dentro de nosotros mismos, el sol de la esperanza, del amor, del optimismo, de la paz interior; tenemos que forzarnos a nosotros mismos y, antes que nada, obligarnos a creer que el sol puede salir en nuestra vida.

El que desespera de todo, puede tener muchas razones y excusas, pero también algo de culpa porque penas, sufrimientos, apuros económicos, contratiempos, están repartidos en la vida de todos, pero ahí esta también la mente, nuestra mente, para buscar soluciones a los problemas, y unos la usan y otros no.

Ahí están nuestras manos para trabajar, y unos les dan uso y otros no, ahí está Dios que sí ayuda a los que confían, pero unos le rezan a ese Dios y otros le dan la espalda; ahí están las oportunidades que ofrece la vida, pero unos las buscan y otros se excusan diciendo que nada se puede hacer.

El sol de la esperanza puede salir y de hecho sale en la vida de todos los que se fuerzan a sí mismos a creer en Dios y en sí mismos, que se fuerzan a esperar lo mejor, a luchar por salir adelante a pesar de todo

Yo no puedo controlar el clima de afuera, pero sí el interior de mi espíritu. Los problemas lo pueden quebrantar a uno si se deja, pero pueden fortalecerlo si los enfrenta como retos magníficos.

Una buena sonrisa



Peggy estaba nerviosa porque se acercaba la hora de la cena en que ella y su esposo iba a ser los anfitriones. Era la primera vez que tenían invitados para cenar después del nacimiento de su hijo Pete Para colmar la tensión Peggy, entre los invitados estaba el nuevo jefe de su esposo Bill.

Percibiendo la tensión de sus padres, el bebé empezó a ponerse irritado y nervioso, lo que le produjo más frustración a Peggy. En un intento por consolar al pequeño, Peggy lo cargó y lo besó. Para su sorpresa, el bebé se sonrió y se rió, era la primera risa genuina que escuchaba de su hijo.

En un instante, la noche tomó un curso totalmente diferente. Peggy estuvo más calmada, así como su bebé. La cena fue todo un éxito.

¿Puede la risa de un pequeño cambiar todo un día? ¡Sí! También lo puede la risa entre dos adultos o la risa provocada por el recuerdo de algún suceso gracioso.

Cuando se sienta mucha tensión, no permita que explote enojado. Tómese una rato, si lo necesita, y busque un motivo para reír… ¡y verá como la tensión se desvanece!

Una buena sonrisa es la luz de una casa.

Proverbios 15:30
La luz de los ojos alegra el corazón, y la buena nueva conforta los huesos.


Por: Reflexiona y Vive

Aprende a perdonar




¿Acumulas resentimientos y tu espiritu experimenta depresión? No ser franco con tu pareja, es la chispa que hará estallar tu relación.

Quizás pierdas a un amigo… o al amor de tu vida. Hablar a tiempo te ahorrará muchos sinsabores

Cuando en una relación tu pareja te ofende y no se lo dices, es como si fueras guardando los malos detalles en un “costalito” al más puro estilo “Santa Claus” solo que tu cargamento no es tan emocionante de llevar ¿verdad?

Tu cargamento de rencores y resentimientos lo cargas a tus espaldas… ¡Eres un tonto! y va a tu costal…

Llega tarde a la hora a la que tú la citaste, estás que hierves como olla express por dentro

“¿que se ha creído?” y cuando te pregunta “¿estas enojado(a) mi amor?” y tu le respondes con un coraje mal disimulado “no mi amor, no te preocupes…” ¡Es otra más a tu costal!

y para no hacerte larga la historia, después de un ciento de “detallitos”, tu pareja llega contigo y te dice en plan de broma

“Que, ¿Estás de malas?” y paaass también lo avientas a tu costal, pero ya lo tienes lleno, ya no lo puedes soportar…

¡y pooom! le azotas en la cara todo…si… todo lo que tenías guardado, acumulado de mucho tiempo…

¡Te has convertido en un León rugiente! tu novio(a) sorprendido y ofendido te responde “¿¿¡¡Sólo por eso te molestas!!??” y le sacas toda la lista de navidad… ¿Y tu creías que no te afectaba tolerar pequeñas cosas de tu pareja?

¿Moraleja? No te guardes nada. Dile a tu novio(a) lo que sientes y no te gusta. Hazlo con tacto pero con claridad ¡Tira tu costal!

Que no haya ningún lugar en el que tu guardes rencores. Siempre exprésale a tu pareja lo que sientes.

Al fin y al cabo un noviazgo se basa en una relación de armonía y comprensión mutuas.

Y si tu amor no te escucha ni acepta lo que le dices, no puede ser tu pareja duradera y es mejor que lo sepas a tiempo.

Mateo 6:14 “Porque si perdonas a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial”.


Por: Reflexiona y Vive
Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ