Así eres mi niña


Hueles a amor,
a amor en racimos.
A azahares novicios
de un naranjo florido

Hueles a un manojo
de hierbas perfumadas
cuando se cierran tus ojos
bajo la noche estrellada

Hueles a inocencia
a risa recién horneada
fuente cristalina y dulce
brotando de ti en cascadas

Hueles a las añoranzas
de mis semillas sembradas
en campos donde la esperanza
perfuma el aire de lavandas

Hueles a gotas de rocío
mientras despiertan la aurora
ahuyentando de las flores el frío
parecieran que juntas lloran

Así eres mi niña
cuando dormida suspiras
dejando a nuestra vida adherida
la fragancia de tus días.


Fuente: Mi Jardin de Poemas

Desilusion


Cayó como una gaviota
rendida al esfuerzo del vuelo
las alas totalmente rotas
tendida sin vida en el suelo

El silencio la roza, la toca
cubriendo de niebla la herida
La tristeza disuelta en la boca
sin siquiera buscar la salida

Apenas unos segundos antes
estaba tan llena de vida
le danzaban dentro delirantes
estrellas lloviendo alegrías

Y no sabe si fue una palabra
la que puso final al encanto
O la niebla que todo tragaba,
...esa noche solo tragaba su llanto.

Fuente: Mi Jardin de Poemas

En la Órbita de Dios


Rey soberano del universo, que con tus manos diste forma a los planetas, diseñaste las constelaciones y pusiste en su lugar a cada estrella.

Dios omnipotente que diriges con el pensamiento la ruta de los cometas, el calor del sol, y el brillo de los soles

dime:

¿ porque se abate mi alma cuando el descontrol de mi universo se torna frágil, desordenado y confuso?

¿ Porque dejo de pensar que si controlas a cada luna también puedes controlar cada célula de mi ser ?

Cuando veo el primer cielo, y alcanzo a ver el segundo, pienso en el tercero, y allá, en el firmamento, tan en orden, tan en silencio,

me hablan me explican que Dios los ve que Dios los controla.

Luego, al ver, la partícula que soy comparado con ellos, me alegro al pensar, que Dios también pensara en mi, ordenara mi vida, controlara mi ser, las órbitas de mis pensamientos alcanzaran la paz, y la sincronía del orden divino, me acariciara, y vendré a ser, mucho mejor,

mis temores huirán, y nuevamente, como el lucero matutino girare en órbita a mi sol, a Cristo, en el centro de mi vida, sin dudas, sin descontroles, con mas fe y con mas confianza.

Por: Jose Luis Gonzalez


Tu renuevas nuestras fuerzas


Un pecado, una caida,
un resbalón, un tropiezo,
una pena, una alegría,
un querer… pero no puedo.
..
Un Cristo en aquel madero
con los brazos extendidos,
para renovar tus fuerzas…
cuando creas que estás vencido.
..

Serenidad


Cuando estoy frente a ti
caen las facciones de mi alma.
Y tu espejo me muestra
mi pobre humanidad.
Mi justicia se desvanece y mi alma invoca perdón.
Es entonces cuando comienzo a disfrutar tu amor
que va bañando este arroyo seco.
Los cerrojos se quiebran y la luz se agiganta
quitando el peso de culpa.
..

Como la suave brisa


Como la suave brisa es tu amor hacia mí
Y no lo puedo resistir.
Me atrapa entre sus velos,  y me hace danzar hasta caer rendida a tus pies.
Cálido como tus alas es tu amor,
Y en el invierno me da calor, y así dormida entre tus brazos quiero.
Tu aliento me da las fuerzas para seguir en medio de la tempestad,
 y al bajar la marea mi barco sigue firme, rumbo… hacia aquel lugar Celestial.

¡TE AMO  JESUCRISTO!

..
Autora: Leydi  L. Mosquera

Tiempo de Callar...


Este es el tiempo de los silencios…
Tan intensos y profundos
como difíciles  y necesarios.
He aprendido de la espera
indispensable y madura…
Solo hablar cuando hace falta,
callar cuando es lo que basta.
Dar cuando estoy ausente,
y estar sin estar presente.
Saber que no existen palabras
que reemplacen una plegaria,
ni mil frases en cien bocas
que tengan la misma fuerza
que una oración constante.

Autora: Marta Eunice Sabatini

La Fe


En medio del abismo de la duda
lleno de oscuridad, de sombra vana
hay una estrella que reflejos mana
sublime, sí, mas silenciosa, muda.

Ella, con su fulgor divino, escuda,
alienta y guía a la conciencia humana,
cuando el genio del mal con furia insana
golpéala feroz, con mano ruda.

¿Esa estrella brotó del germen puro
de la humana creación? ¿ Bajó del cielo
a iluminar el porvenir oscuro?

¿A servir al que llora de consuelo?
No sé, mas eso que a nuestra alma inflama
ya sabéis, ya sabéis, la Fe se llama.

Autor del poema: Rubén Darío

Estas List@?

CRISTO VIENE PRONTO, ESTAMOS PREPARADOS?



MATEO 24: 42-44 


"Velad, pues, porque no sabèis a que hora a de venir vuestro Señor. Pero sabed esto que si el padre de familia supiese a què hora el ladròn habrìa de venir, velarìa, y no dejarìa minar su casa. Por tanto, tambièn vosotros estad preparados, porque el Hijo del Hombre, vendrà a la hora que no pensàis"

Solo acepta a Jesus como tu unico Salvador!

El Poder de tus palabras


“La muerte y la vida están en poder de la lengua...” Proverbios 18:21

Si todas nuestras palabras son amables, los ecos que escucharemos también lo serán.
Sin embargo, si convertimos nuestra lengua y empecemos a proferir solamente bendiciones y palabras de victoria sobre nosotros, nuestros negocios, nuestra familia, nuestra Iglesia y hasta sobre nuestros enemigos vamos a cosechar estas bendiciones, pues el Señor dijo en Mateo 10: 12,13 “Y al entrar en la casa, saludadla. Y si la casa fuere digna, vuestra paz vendrá sobre ella; mas si no fuere digna, vuestra paz se volverá a vosotros.”

¡La manera en que nos comportamos con los demás demuestra cuánto creemos en Dios!

* Una palabra irresponsable: puede encender discordias.
* Una palabra cruel: puede arruinar una vida.
* Una palabra de resentimiento: puede causar odio.
* Una palabra brutal: puede herir o matar.
* Una palabra amable: puede suavizar las cosas.
* Una palabra alegre: puede iluminar el día.
* Una palabra oportuna: puede aliviar la carga.
* Una palabra de amor: puede curar y dar felicidad.

¡Las palabras son vida  y también son para muerte! ¡Bendicen o maldicen, Alientan o abaten, Salvan o condenan!
Algunas personas no saben de la gravedad de las  palabras, y  otros sabiendo, actúan sin el temor de Dios, hablando maldiciones, palabras de derrota y piensan que esto no trae ningún problema. Pero nosotros como hijos de Dios tenemos que ser personas agradables para los demas transmitiendo la vida abundante de Jesucristo.

Esto no son  pensamientos positivos como muchos intentan creer en el mundo y no funciona, sino que se llama fe en un Dios vivo, fiel y verdadero que jamás fallará, como dice su palabra  “Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos” II Corintios 4:13. Ahora mismo podemos  hacer de tu lengua un manantial de vida, como el salmista: “No moriré, sino que viviré, Y contaré las obras de JAH.” Salmos 118:17

Mucho se habla de que  hay crisis económica,  y  las personas viven confesando la derrota de la crisis, pero nosotros como hijos de Dios confesamos lo que nos dice la  Biblia “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” Filipenses 4:19.

Si se estuviere pasando por un proceso de enfermedad, no vamos a estar quejándonos delante de las personas, sino que vamos a declarar las tantas promesas de sanidad que tenemos de Dios “...porque yo soy Jehová tu sanador” Éxodo 15:26.  y su palabra es fiel  al declararnos en Isaías 53:5“Más él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él y por su llaga fuimos curados”.
Dios declara que Jesús nos ha curado, de manera que él ha roto el yugo de la enfermedad y nos ha libertado del azote viniendo a tener una vida abundante en Jesús.

Mateo 12:36-37
"Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado y por tus palabras serás condenado".

Que este día tomemos la decisión como dice el Apostol Pablo en
Efesios 4:29 "No salga de vuestra boca ninguna palabra mala, sino solo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan".

Jesus quiere conversar contigo


Jesús debe ser  el  primer lugar en nuestras vidas.

Cuantos de nosotros comenzamos nuestro día afanados y no le damos tiempo al Señor de que nos visite por las mañana, de leer su palabra  (necesitamos estar en armonía con el autor para poder entender su libro) y pedirle a Dios que bendiga el nuevo día que por su misericordia nos ha regalado. Los médicos nos dicen que la comida más importante es el desayuno, igualmente necesitamos un desayuno espiritual para comenzar el día.

El Salmo 63: 1 dice “Dios, Dios mío eres tú; de madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, En tierra seca y árida donde no hay aguas”.

El rey David, sabia que la victoria del día es buscar a Jehová de madrugada y pasar momentos de intimidad con Dios.

Debemos de  orar y alábarle en todo tiempo,  el apóstol Pablo decía acerca de la Escritura: «De hecho, todo lo que se escribió en el pasado se escribió para enseñarnos, a fin de que, alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza» (Romanos 15:4).

Dios responde a nuestro clamor a cualquier hora que lo necesitemos, pero como cristianos  no hay nada mejor que buscar a nuestro Padre Celestial de madrugada, ya que es una hora pacifica que nos permite no tener ningún otro tipo de distracción de ninguna clase.

Dice la palabra que Daniel le buscaba tres veces al día, me imagino que las horas mas factibles para un personaje como él eran las primeras horas del día, por la tarde y ya entrada la noche: “Cuando Daniel supo que el documento había sido firmado, entró en su casa. Esta tenía en el piso superior unas ventanas que se abrían en dirección a Jerusalén, y tres veces por día, él se ponía de rodillas, invocando y alabando a su Dios, como lo había hecho antes.” Él no oraba por la situación que podía estar pasando, sino que la biblia es enfática de decir que era su costumbre.

Algunos cristianos no oramos ni para bendecir los alimentos cuando los  hemos recibido de la mano de Dios  y todo lo que que de èl recibimos que es TODO en nuestras vidas. Porque èl lo es TODO y sin èl no somos nada.

Debemos de emplear màs tiempo para desarrollar un corazón para Dios, para nutrir una relación tierna y sensible con Él.
Dios quiere que así como le dedicamos tiempo al trabajo, estudios, familia, diversiones, que apartemos un tiempo especial para èl y podamos conversar;  así como  pasamos tiempo  platicando con el ser especial que Dios nos ha puesto al lado, es urgente que pasemos con nuestro Señor Jesucristo.

Te invito a que nos propongamos a orar más cada día y veremos como Dios ha de bendecir nuestras vidas. Dejemos entrar a Jesús en nuestros corazones, en nuestras casas, en nuestro trabajo, en donde nos encontremos, porque él siempre será la respuesta para cualquier situación, o enfermedad en que nos encontremos. Si Jesucristo toca a tu puerta este día, dejalo entrar y verás que tu vida nunca más será igual, porque él nos ha prometido que estará con nosotros todos los días hasta el fin del mundo. La Biblia nos dice en Mateo 28:20 : " Jesús apareciéndose después de la resurrección hizo una promesa, que siempre estará con nosotros, hasta el fin del mundo" y así es realmente.
SOLO CREE.

Señales


Los últimos años, meses o días hemos sido testigos de muchos acontecimientos mundiales que están marcando la historia, guerras, rumores de guerras, terremotos, maremotos, tsunamis y un sinfín de situaciones que cada día me hacen pensar que la próxima venida de Cristo esta cerca.

Y no soy de los que les gusta aprovechar el momento para intimidar o para hacer que la gente busque a Dios solo por los acontecimientos que en el mundo están ocurriendo, pero hay algo que no puedo esconder y que necesito que cada uno de nosotros pongamos mucha atención, y es el hecho de estar preparados.

Leyendo algunos versículos de la Biblia entiendo cada día mejor todo lo que ocurre, por eso quiero compartir con ustedes este pasaje, aunque sé que muchos lo han leído en alguna ocasión, hoy quiero que vuelvan a leerlo y mediten en el, es el siguiente:

“Jesús les respondió: –¡Cuidado! No se dejen engañar. Muchos vendrán y se harán pasar por mí, diciendo a la gente: “Yo soy el Mesías”, o “Ya ha llegado la hora”. Pero no les hagan caso. Ustedes oirán que hay guerras y revoluciones en algunos países, pero no se asusten. Esas cosas pasarán, pero todavía no será el fin del mundo. Los países pelearán unos contra otros, y habrá grandes terremotos en muchos lugares. En otras partes, la gente no tendrá nada para comer, y muchos sufrirán de enfermedades terribles. En el cielo aparecerán cosas muy extrañas que los harán temblar de miedo”. Lucas 21:8-11 (Traducción en lenguaje actual)

Realmente es lo que estamos viviendo, pero un poco más adelante en el mismo capítulo dice lo siguiente:
“Pasarán cosas extrañas en el sol, la luna y las estrellas. En todos los países, la gente estará confundida y asustada por el terrible ruido de las olas del mar. La gente vivirá en tal terror que se desmayará al pensar en el fin del mundo. ¡Todas las potencias del cielo serán derribadas! Esas cosas serán una señal de que estoy por volver al mundo. Porque entonces verán que yo, el Hijo del hombre, vengo en las nubes con mucho poder y gloria. Cuando suceda todo eso, estén atentos, porque Dios los salvará pronto”. Lucas 21:25-28 (Traducción en lenguaje actual)

Realmente debemos anhelar la venida del Señor, aunque humanamente hablando nos da cierto temor, pues por naturaleza somos así. Pero si cada uno de nosotros estamos velando y atentos a todo esto, debemos alegrarnos de que El vendrá a llevarnos con El.

El anhelo de todo hijo de Dios es estar con su Padre o por lo menos ese tendría que ser nuestro deseo. Ahora hazte algunas preguntas:

¿Me alegro de saber que Jesús esta a las puertas?
¿Mi vida está preparada para recibir su venida?
¿Realmente mi mayor anhelo es estar junto a El por toda la eternidad?
No podemos negar que hay muchas señales que nos indican que su venida esta cerca. La Biblia dice que nadie sabe el día ni la hora en que sucederá, por lo que no debemos especular, sino estar PREPARADOS.

Si bien es cierto, no hay día ni hora, Jesús si nos dijo que habría señales de que su venida estaría cerca, por lo que cada uno de nosotros tenemos que ver esas señales como un día menos para su venida.

Qué lindo es saber que aquellos que un día le entregamos nuestra vida y nos rendimos a Él, tenemos preparado un lugar especial, Jesús lo dijo: “…No se preocupen. Confíen en Dios y confíen también en mí. En la casa de mi Padre hay lugar para todos. Si no fuera cierto, no les habría dicho que voy allá a prepararles un lugar. Después de esto, volveré para llevarlos conmigo. Así estaremos juntos. Ustedes conocen el camino para ir a donde yo voy”. Juan 14:1-4 (Traducción en lenguaje actual)

Me ministran las palabras de Juan al final del Apocalipsis:

“El que anuncia estas cosas dice: “Les aseguro que vengo pronto”. ¡Así sea! ¡Ven, Señor Jesús!”
Apocalipsis 22:20 (Traducción en lenguaje actual)

Señales, no podemos negar que son Señales, la pregunta es:

¿Ya preparaste tus maletas?

Autor: Enrique Monterroza

Donde esta Dios?


Acaso está más presente en un edificio de ladrillos y vitrales que fuera de él?

Aunque a veces podemos sentirnos más cerca de Dios en la atmósfera y comunión de nuestra iglesia, no deberíamos pensar que está  dentro de ese edificio.  Y debemos tener especial cuidado en evitar pensar que si no estamos en una iglesia, Dios no está cerca.

Sin embargo, a  veces nos comportamos como si Dios no nos viera ni nos escuchara tan bien, fuera de las paredes de la iglesia.

Hacemos fuera de la iglesia cosas que no se nos ocurriría hacer estando en la iglesia.   Y  nuestro lenguaje de repente no es el mismo cuando conversamos con los hermanos en la iglesia, que cuando conversamos con la familia o los amigos y amigas. En las escrituras Dios nos habla en  Efesiós 4:29 "Ninguna palabra corrompida salga de nuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación,  a fin de dar gracias a los oyentes.".

A la luz de todo esto, parece que sería sabio que pensáramos que estamos continuamente en presencia de Dios. Debemos recordar que nunca estamos fuera del alcance de su vista ni de su cuidado. Dios no se deja engañar de la falsa espiritualidad que ponemos en marcha cuando entramos en una iglesia. Y conoce nuestras necesidades cuando estamos en  cualquier lugar.

Dios está presente en todas partes. Asi que dondequiera que estemos, alli está Dios, en  Proverbios 15: 3 nos dice: "Los ojos de Jehová están en todo lugar, Mirando a los malos y a los buenos".

Reflexión:

Vivamos en la presencia de Dios cada día para que sea el Espíritu Santo el que nos guíe en todo lugar y podamos ser la misma persona en la iglesia, en el trabajo, en la escuela o donde vayamos, recordandonos siempre que los ojos de Jehová están en todo lugar. Y podamos ser testimonio de que somos sus hijos y  tratar de imitarle cada día un poco más, a tomarme en serio, eso de que tengo que ser  una "carta de Cristo", para los demás, a fin de que todos los que me conozcan y me "lean" lo descubran a Él en mí y deseen conocerle y amarle más.

Jesus en ti Confio


Porqué te confundes y te agitas ante los problemas de la vida?
Dejame el cuidado de todas tus cosas y todo irá mejor,
Cuando te abandones en mí, todo se resolverá con tranquilidad según mis designios,
No te desesperes, no me dirijas una oración agitada, como si quisieras exigirme el cumplimiento de tus deseos,
Cierra los ojos del alma y dime con calma:
JESUS, YO EN TI CONFIO!
Evita las preocupaciones y angustias y lo que pueda suceder después,
No estropees mis planes, queriéndome imponer tus ideas.
Dejame ser DIOS y actuar con libertad, abandonate confiadamente en mi.

Reposa en mi y deja en mis manos tu futuro,
Lo que más daño te hace es tu razonamiento, tus propias ideas, y querer
resolver tus cosas a tu manera.
Dejate llevar en mis brazos divinos, no tengas miedo, YO TE AMO.

Si crees que las cosas empeoran o se complican a pesar de tu oración, sigue confiando, cierra los ojos del alma y confía,
Continúa diciendome a toda hora: JESUS, YO EN TI CONFIO !

Necesito las manos libres para poder obrar,
No me ates con sus preocupaciones inútiles, satanás quiere eso:
Agitarte, angustiarte, quitarte la paz.
Confía solo en mí, abandonate en mi, no te preocupes,
Echa en mi tus angustias y duerme tranquilamente.

DIME SIEMPRE:
JESUS, YO EN TI CONFIO ! y verás grandes milagros. Te lo prometo por MI AMOR A TI.

La serenidad que viene de parte de Dios

¡Gracias Señor! 

La serenidad que viene de parte de Dios es una sensacion de bienestar, nos hace pensar antes de decidir en cualquier circunstancia.En nuestros momentos serenos podemos escuchar la voz de Dios.Que la serenidad que nos da Dios nos enseñe a adueñarnos de nuestras emociones adquiriendo fortaleza,no solo para dominarnos,sino para soportar y afrontar la adversidad sin afectar el trato y las relaciones con nuestros semejantes!

Oracion de Una Mujer de Paz


"Señor, oro por aquellas mujeres que hoy están lejos, que partieron a tierras lejanas llevando tu amor, por aquellas a quienes hablaste al oído y a sus corazones. Oro para que tu amor las acompañe, para que tu mano las sostenga y para que tu misericordia las alcance todos los días. Ayúdalas en esta hermosa tarea, ayúdalas a sembrar en tierra fértil la preciosa semilla de tu santo e infinito amor. 

Amén"

Enciende una Luz


Por esa hija que hoy no tienes entre tus brazos, por aquella madre que esta trabajando arduamente en la obra de Dios, por aquella esposa que hoy atraviesa grandes pruebas, por aquella hermana a la que han herido el corazón. Enciende una luz dentro de tu corazón, la Luz del Señor, y verás como su paz que sobrepasa cualquier entendimiento las alcanzará, las consolará y las sustentará.

Enciende una luz de oarcion y Dios en su fidelidad y amor infinito
les alcanzara!

Una Mujer de Paz

Mujer, Amiga, Hermana


Mujer, amiga, hermana, Él te ha escogido,
vio tu noble corazón dispuesto a servirle,
vio la compasión que sientes por este mundo perdido,
y tu disposición de paso a paso seguirle.

Mujer, amiga, hermana, es grande tu labor,
pero grandes también las fuerzas que te da Dios,
pues aún en medio de tempestades de Él tienes Su favor
y en medio de la soledad puedes oír Su dulce voz.

Mujer, amiga, hermana, sigue adelante, sin desmayar,
que Dios te lleva en sus brazos, tu pie no tropezará,
aunque piedras encuentres en tu diario caminar,
a lo largo del camino, el Señor contigo siempre estará.

Por: Una Mujer de Paz


El corazón de una mujer


Nadie conoce los sentimientos de una mujer,
como los conoces Tú Oh Dios,
Tú conoces las cosas por las que lloramos,
las cosas por las que reímos

El corazón de una mujer es a veces infranqueable,
se invita a entrar a quien se quiere,
pero para Ti, siempre están abiertas las puertas
pues Tú eres nuestro hacedor, Dios de paz.

Tú no necesitas la llave para conocer nuestra alma
Tus ojos lo ven todo, lo saben todo,
no necesitamos llorar para que veas nuestra tristeza
no necesitamos hablar para saber el por qué

Gracias, Señor, por ser nuestro guía, nuestro maestro
gracias por conocernos y amarnos tanto,
gracias, porque viajamos seguras,
sabiendo que si largo es el viaje…

Tú nos llevarás en tus brazos…como siempre.

Por: Una Mujer de Paz

Mujer que avanza


Mujer que caminas en tu propio desierto,
donde el calor impera y te amenaza,
donde los cobardes atrás quedaron muertos,
pero tú aún en victoria te levantas.

Mujer amada y temerosa de Dios,
que miras con dolor cuando otros se pierden,
que anhelas ir tras de ellos en pos
redoblando esfuerzos, aunque tu vida arriesgues.

Mujer, tu valor se engrandece delante de Dios,
tu corazón se ensancha, como tus fronteras,
recuerda que juntos caminan los dos,
y que con Él a tu lado, la vida, sin duda, resulta placentera.

Por: Una Mujer de Paz

Mujer Sembradora


Mujer, tú que caminas sembrando amor,
sembrando la preciosa semilla de la paz,
tú que apoyas tu confianza en nuestro Dios
y que apelas a su misericordia en cada sitio que vas.

Mujer, sembradora de la paz ,
son tus manos, las manos de Dios,
que a extenderse con piedad se negarán jamás
ni al enfermo, ni al sano que vienen de ti en pos.

Mujer, la semilla que sembraste dará fruto
agradable y abundante delante de nuestro Señor,
que reflejará, sin duda, tu esfuerzo absoluto
en la preciada viña del Buen Sembrador.

Por: Una Mujer de Paz

Mujer Valiente


Mujer de sueños y anhelos,
valiente y esforzada
sobre ti se abren los cielos
para vislumbrar la celestial morada.

Mujer levanta en alto tu bandera,
la bandera de tu Príncipe y Señor,
no dejes nunca que la esperanza muera,
pues contigo avanza el vencedor.

Mujer tu estampa es sagrada,
tu emblema es el amor
y tu estima muy preciada
por tu esfuerzo y tu valor.

Mujer, Dios hoy te bendice,
te capacita, te instruye,
de virtud y pureza te viste,
y ante Su voz el temor huye...


Por: Una Mujer de Paz

Mujer de Batalla


Mujer que reclamas el derecho a luchar en la batalla de la paz, no importando si el camino es estrecho Tu peleas con la Palabra eficaz.
Mujer que vas regando el mensaje de la gracia salvadora del Señor, siempre atenta, con arrojo y con coraje que el maligno perderá a tu favor. No es con fuerza, con espada ni con arma, es por gracia, por la obra del gran Dios que te lleva escoltada por su gloria avanzando a la meta, de Él en pos…

Por: Una Mujer de Paz

Mujer de Dios


Mujer de Dios que te levantas en victoria.
Mujer esforzada y valiente,
que no duda en enfrentar la adversidad,
mujer que supo decirle Sí a su llamado,
que venció sus miedos, sus reservas,
que amó a los suyos y por los suyos partió,
que dejó con ellos la mitad de su alma
llevándose la maleta cargada de promesas.
Mujer de Dios, eres privilegiada,
escuchaste Su voz y te alistaste a servirle,
Él no te desampara, por el contrario
Su luz te ilumina, como el sol que hoy sientes,
Su calor no lastima, sino que reconforta.
Descansa en Él, Él te ayudará, te proveerá,
te saciará con sus múltiples bondades.
Sigue adelante…mirando siempre Su horizonte…

Por: Una Mujer de Paz

Mujer y Compañera de Milicia


Mujer de paz, compañera de milicia,
fue un privilegio combatir junto a ti,
luchar codo a codo por el Reino de justicia,
unidas las dos en un mismo sentir.

Mujer, hoy tus cuarteles lejos están,
pero aún seguimos peleando por lo mismo,
mis oraciones contigo allá están,
pues no existen barreras ni negros abismos.

Mujer, algún día volveremos a vernos,
te veré llegar en tiempo de paz, acabada la guerra,
cuando ya no existan lugares yermos,
cuando la semilla haya germinado en buena tierra.

Por: Una Mujer de Paz

Mujer que Confia en Dios


Mujer pequeña, frágil de tierna mirada,
Dios te acompaña y te sostiene,
Él hace reposar sobre ti Su paz deseada,
para que segura camines por donde Él te lleve.

Mujer llena de gracia y bondad,
ausencia para unos, bienaventuranza para otros,
Dios te llena de gozo y felicidad,
para que un día cercano te devuelva a nosotros

Mujer de corazón noble y sensible,
tus dulces lágrimas Él enjugará,
con el que es digno y que hace todo posible,
con Él sigue caminando y triunfarás.

Mujer digna hija del Altísimo,
Él conoce a profundidad tus pensamientos,
que sólo son para Su hijo Santísimo,
como el susurro que es llevado por el solano viento.

Por: Una Mujer de Paz

Mujer que Busca a Dios



Mujer, que en tu soledad buscas al Amado,
a Aquel que con su Presencia te acompaña gratamente,
a Aquel que hace llover sobre ti el consuelo deseado,
a Aquel que con sus pensamientos endulza tu mente.

Mujer, que en tu tristeza, acudes ante Aquel,
que con su voz es capaz de sacudirte la tristeza,
y que con sus manos te sustenta, pues es fiel,
y que por su gracia te ha hecho Su princesa.

Mujer, que en tu gozo escondido en Cristo te alegras,
cuando tu risa se mezcla con la llegada del Consolador,
cuando de los cielos se despejan las nubes negras,
cuando alegras con tu dulce canto al Dios creador.

Por: Una Mujer de Paz

Mujer hecha por Dios


Mujer que fuiste hecha con amor,
pues las mismas manos de Dios
moldearon con gracia tu corazón
y con paciencia te dibujaron.

Mujer, pieza fina y delicada
de dulce sonrisa y gracia angelical,
con amor y pureza fuiste formada,
con un toque divino, como regalo especial.

Mujer de Dios eres única para Él,
cuando te mira ve la obra de Sus manos
y reconoce en ti, que sus promesas cumple fiel,
pues con amor te moldeó el gran  Artesano…

Por: Una Mujer de Paz

Mujer que habla de Dios


Mujer, abre tus labios para Dios,
cuenta de lo que ha hecho en tu vida,
para que otras mujeres vayan de Él en pos,
para que sean sanadas las almas abatidas.

Mujer abre tu boca y enseña,
para aplacar las carencias del necesitado,
dale de beber del agua dulce de la  peña
y sácialos con la miel de nuestro Amado.

Mujer deja que fluyan las palabras
Como gotas de lluvia sobre el alma,
que sobre corazones de piedra labras,
para cambiar su tormento en plena calma.

Por: Una  Mujer de Paz


Mujer que disfruta de Dios


Mujer que ríes, sueñas y amas,
que te deleitas en el Dios de tu salvación,
que a las puertas del  Amado llamas
para deleitar con su Presencia tu corazón.

Mujer que disfrutas cada minuto a su lado,
que te recreas, mirando la belleza de su faz,
que descansas gozosa a los pies del deseado,
pues sólo a su lado experimentas la verdadera paz.

Mujer que alegras tu corazón con su cercanía,
que buscas de Él al clarear la mañana,
que anhelas por la tarde su compañía,
y que por las noches es tu Dios quien te acompaña.

Por: Una Mujer de Paz


Mujer rie para Dios


Mujer ríe con la gracia que Él te ha dado
vive intensamente y sin temores,
disfruta de cada momento a su lado,
que tu Dios te bendice y te colma de favores.

Mujer que no decaiga jamás tu semblante,
que la risa te acompañe y el gozo se desborde,
que vivas con Él la vida abundante,
sin que haya nada que en el camino estorbe.

Mujer, Dios te alegre y vivifique el alma,
te refresque y te sacie con sus ríos de vida,
te haga reposar en perfecta calma,
y hasta en tus sueños dulcemente de bendiga.

Por: Una Mujer de Paz

Mujer de Integridad


Mujer que amas la verdad,
que buscas la justicia y la paz,
que en alto llevas tu integridad,
que en viles caminos no andas jamás.

Mujer que guardas tu virtud,
Y adornas tus cabellos con la santidad de Dios,
que brillas como una estrella en su juventud,
que tras la paz, caminas en pos.

Mujer bienaventurada en el Señor,
que extiendes tus manos hacia el supremo bien,
que cantas agradecida por su amor,
quien te apartará de Él, ¿dime quién?

Por: Una Mujer de Paz

Mujer que a Dios alaba y adora


Mujer, que elevas a Dios tu alegre canción,
que en medio de pruebas tu voz no se apaga,
envuelta en alabanzas y adoración,
tu fe se incremente y jamás desmaya.

Mujer, cual trino de aves, llevas tu cantar
por altas montanas, ciudades y más,
que ríes y anhelas Su corazón tocar,
con la grata melodía que transmite paz.

Mujer que cantas los salmos en tu habitación
que exaltas la obra de Tu creador,
tu voz es la llave que abre bendición,
tu voz hoy se eleva y le rinde loor.

Por: Una Mujer de Paz

Mujer que camina con Dios


Mujer, fue todo un año caminando con el Amado,
gozando de su tierna y grata compañía,
en pruebas y luchas nunca te ha dejado,
y con Él a tu lado, nunca sola te sentías.

Mujer, el camino recorrido ha sido largo,
lleno de pruebas, trabajos y dificultades,
mas su dulzura te cambiaba el sabor amargo,
y convertía en bonanza, las fuertes tempestades.

Mujer, a su lado codo a codo has luchado,
Y con Él has vencido a tu adversario,
de victoria en victoria siempre te ha llevado,
y de su mano has recibido lo mejor y necesario…

Por: Una Mujer de Paz

Mujer que sigues el consejo


Mujer que sigues el consejo que viene del cielo,
que acallas las voces que hablan mentiras,
que escuchar la Voz de Dios es tu mayor anhelo,
y que en su presencia, jamás sola te sentías.

Mujer que oyendo su voz guardas sabiduría,
que actúas con prudencia, con gracia y bondad,
que reconoces que sin Dios, jamás feliz serías,
y que tus dones son regalos que sólo Él te da.

Mujer que amas con el corazón lleno de amor,
que aprendes y enseñas todo lo de Dios viene,
que rindes tu vida ante tu amado Señor,
dejas que con su Luz tu vida aún más llene.

Por: Una Mujer de Paz


Mujer de Pasos Firmes


Mujer de pasos seguros y firmes,
de mirada puesta en el Omnipotente,
que con esfuerzo a tu Amado Dios sirves,
con tu corazón, tu alma y tu mente

Mujer cuyo pie es librado de tropezar,
que te afirmas en la Roca inconmovible,
que por el angosto camino vas sin desmayar,
como quien ve de lejos al Invisible.

Mujer en Sus alturas te hará caminar,
te sostendrá con Su mano y no caerás,
pues ha probado tu amor y fidelidad,
de caminos pedregosos Él te librará.

Por : Una Mujer de Paz


Mujer que hallaste la verdad


Mujer que encontraste la plena Verdad,
que para el sediento es como agua viva,
que al triste libera de su enorme soledad,
y para el hambriento es como su comida.

Mujer, que vives en la pura Verdad,
que la compartes sin reservarte nada,
de ella nace tu fe, tu amor y tu bondad
y hace de ti una verdadera mujer cristiana.

Mujer toma en tus manos la gran Verdad,
y construye con ella un camino al cielo,
para que todo el que luche contra la adversidad,
encuentre en su ruta perfecta paz y consuelo.

Por: Una Mujer de Paz

Mujer llevando el mensaje


Mujer que de ciudad en ciudad
llevas el mensaje del Salvador,
con regocijo y felicidad
pese a la lluvia, pese al sol.

Mujer que llenas tus manos
de la Palabra de tu Señor
como pan y miel para endulzar,
las amarguras del corazón.

Mujer vas por los montes sólo por fe
pues sólo Cristo guía tus pies,
de lejos los campos ya casi se ven
cargados de almas, cargados de mies…

Por: Una Mujer de Paz

Mujer que vives en paz


Mujer que aprendiste a amar con el alma,
que ardes de amor por la paz y la justicia,
que conoces la dicha de vivir en calma,
aun ante la más devastadora noticia.

Mujer Dios pone paz en tu corazón,
caminas confiada, pues Él tiene el control,
Él pone en tus labios nueva canción,
aun en medio de las pruebas y el dolor

Mujer, Dios afirma cada paso que das,
te muestra el camino por donde debes andar,
tu fe se hace grande pues en el camino que vas,
con Cristo a tu lado, sola ya no estarás.

Por: Una Mujer de Paz


Mujer que camina en paz


Mujer que aprendiste a  amar con el alma,
que ardes de amor por la paz y la justicia,
que conoces la dicha de vivir en calma,
aun ante la más angustiante noticia.

Mujer Dios pone paz en tu corazón,
caminas confiada, pues Él tiene el control,
Él pone en tus labios nueva canción,
aun en medio de las pruebas y el dolor.

Mujer, Dios afirma cada paso que das,
te muestra el camino por donde debes andar,
tu fe se hace grande pues en el camino que vas,
con Cristo a tu lado, sola nuca estarás.

Por: Una Mujer de Paz

Mujer que sigues luchando


Mujer que en silencio con dolor lloras,
que luchas con la mirada puesta en tu Señor,
y sabiendo que la victoria de rodillas se avizora
elevas al cielo una plegaria con todo tu clamor.

Mujer la lucha es continua de día y de noche,
no hay descanso para quien defiende a los suyos
atrás quedaron las mentiras o el reproche,
del maligno que quiso arrebatarte a los tuyos.

Mujer sigue peleando la batalla por Cristo,
Él te asegura  la victoria que has anhelado tanto
no tengas miedo pues Dios  te ha provisto,
de Su Palabra y de Su Espíritu Santo.

Por: Una Mujer de Paz

Mujer Guerrera del Senor


Mujer Dios te dio las armas de la milicia,
te equipó con su fuerza y su valor,
te forjó para la lucha por la justicia,
como valiente guerrera  del Señor.

Mujer tú ya eres muy victoriosa,
pues eres la hija del Victorioso Rey,
vive tu vida de forma plena y gozosa,
en la casa de tu Padre, con toda la grey.

Mujer  toma en tu mano la Espada
Y declara por fe que tus enemigos
emprenden de ti  total retirada,
abatidos, confundidos y totalmente vencidos.

Por: Una Mujer de Paz

Fuerza Mujer


Mujer deja tus penas a sus pies,
y  halla el descanso para tu alma,
es Él quien te sostiene, no al revés,
deja que repose en ti la calma.

Deja a un lado toda tu aflicción,
al mundo entero, al casos y al estrés,
que desaniman y agotan tu corazón
y ponen cadenas entre tus pies.

Él conoce lo espinoso del camino,
conoce tus heridas y  tus pies cansados
para llevarte en sus brazos ha venido,
pues eres parte de sus hijos amados.

Por: Una Mujer de Paz
Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ