Yo soy un Dios que sana!



YO SOY UN DIOS QUE SANA. Sano cuerpos quebrantados, mentes quebrantadas, corazones quebrantados, vidas quebrantadas y relaciones quebrantadas. Mi sola Presencia tiene un inmenso poder sanador. Tú no puedes vivir cerca de mí sin experimentar algún grado de sanidad. Sin embargo, es también verdad que no tienes porque no pides. Recibes la sanidad que fluye naturalmente de mi Presencia sea que la busques o no. Pero hay más, mucho más para todos los que piden.

El primer paso para recibir sanidad es vivir siempre cerca de mí. Los beneficios de esta práctica son demasiado numerosos como para enumerarlos. Mientras más y más vives íntimamente conmigo, te revelo mi voluntad en una forma más directa. Cuando es el momento, te incito a que pidas sanidad de algún quebranto tuyo o de alguna otra persona. La sanidad puede ser instantánea o puede ser un proceso. Eso es algo que me corresponde a mí. Tu parte es confiar y darme gracias por la restauración que ha comenzado en tu vida.

Raramente sano todos los males de una vez en la vida de una persona. Aun a mi siervo Pablo le tuve que decir cuando buscaba alivio de un aguijón en su carne: «Debe bastarte mi amor». No obstante, hay mucha sanidad para quienes cuyas vidas están íntimamente entretejidas con la mía. Pidan y se les concederá lo que pidan.

El es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias.
—Salmo 103.3

Desean algo y no lo consiguen. Matan y sienten envidia, y no pueden obtener lo que quieren. Riñen y se hacen la guerra. No tienen, porque no piden.
—Santiago 4.2 (NVI)

Aun cuando he recibido de Dios revelaciones tan maravillosas. Así que, para impedir que me volviera orgulloso, se me dio una espina en mi carne, un mensajero de Satanás para atormentarme e impedir que me volviera orgulloso. En tres ocasiones distintas, le supliqué al Señor que me la quitara. Cada vez él me dijo: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad». Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí.
—2 Corintios 12.7–9 (NTV)

«Pidan y se les concederá lo que pidan. Busquen y hallarán. Toquen y se les abrirá la puerta».
—Mateo 7.7 (NBD)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

❥ Un corazón agradecido siempre sabe decir gracias
❥ Y la forma más fácil de decirlo es a través de tus comentarios..
❥ Al hacerlo, se cordial y respetuoso..
❥ Se de bendición a los demás...
❥ Deja siempre la URL de tu blog para que podamos visitarte..
❥ Copia el código de texto para que agregues emoticones a tu comentario
❥ Para agregar un enlace activo en los comentarios VER COMO AQUÍ
❥ Para insertar una imagen solo utiliza [img]URL de la imagen[/img]
❥ Para insertar un video solo utiliza [video]URL del video[/video]
❥ Para cambiar color de texto utiliza [color="red"]Aquí tu texto[/color]
❥ Para crear marquesina se utiliza [ma]Aquí tu texto[/ma]
❥ Por favor NO COPY, y si tomas algo recuerda darnos créditos!!
❥ Por último, dile NO al Spam...
❥ Bendiciones!

✿ TUS COMENTARIOS ALIMENTAN MI BLOG Y SON CARICIAS DE DIOS A MI ALMA ✿
≧◔◡◔≦ (っ◔◡◔)っ ♥ ❤ ❥ ✿ ☂ ღ ツ ☼ ✿◕ ‿ ◕✿ ❀◕ ‿ ◕❀ ❁◕ ‿ ◕❁ (◡‿◡✿) (っ◕‿◕)っ (►.◄) ╍●‿●╍ (•_•) (◐.̃◐) ..^.^.. ʕ•ᴥ•ʔ εїз Ƹ̴Ӂ̴Ʒ .^◡^. (≧◡≦) ✿❀❁ ° ♥ ❤ ❥ ❣ ღ ♂ ♀ ✔♚ ♛ ✝ ✉ ۵ ϟ

Copyright © 2016 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Style and other Effects ๑ COMPARTE CON BRIIZ